miércoles, 28 de marzo de 2012

Abrirse o cerrarse?


Ahora mismo, en cada instante del ahora, te estás abriendo o cerrando. O bien estás esperando, tensamente, algo -más dinero, seguridad, afecto- o estás viviendo desde la profundidad de tu corazón, abriéndote al momento presente y entregando sin dilación aquello que más deseas dar.
Si estás esperando algo para poder vivir y amar plenamente, entonces sufres. Cada instante es el instante más importante de tu vida. Ningún tiempo futuro es mejor que el ahora para bajar la guardia y amar. Todo lo que ahora estás haciendo crea ondas que afectan a todo el mundo. Tu postura puede hacer brillar tu corazón o transmitir ansiedad. Tu aliento puede irradiar amor o contaminar de depresión la habitación. Tu mirada puede generar alegría. Tus palabras, inspirar libertad. Cada uno de tus actos puede abrir corazones y mentes.
Abriéndote desde el corazón, eres como un regalo para todos.
A cada instante te estás abriendo o cerrando. Ahora mismo ¿estás eligiendo abrirte y entregarte o estás a la espera? ¿Qué escoges?


David Deida

44 comentarios:

  1. Me abro, me abro!!! Nada de pestillos, ni candados, ni portones, ni rejas. Si hay algo maravilloso en mí quiero regalarlo a los demás para que lo disfruten y les proporcione la dicha que necesitan para un equilibrio emocional.
    Ojalá mis ondas positivas te lleguen en forma de beso volado o de abrazo enternecido o de agradecimiento eterno.
    Eres genial, Adri.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grata sorpresa al encontrar por casualidad este blog. Un verdadero oasis de paz y optimismo.

      Eliminar
  2. Gracias Adri preciosa, gracias por esta magna reflexión ¡¡vivo el instante libre y feliz como un regalo de la vida¡¡¡ o por lo menos eso intento.Un beso gigante

    ResponderEliminar
  3. Quisiera poder elegir.

    Pero no me resulta fàcil.

    Buen texto.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Adriana, ¿se requiere destreza, adiestramiento, autocontrol, aprendizaje? ¿o es solo cuestión de una actitud? Quizá sea una mezcla de todo. Pero el reflexivo texto que nos presentas enciende luces e ilumina las señales que indican el camino para un mejor bienestar emocional. Sin duda, sonreír, pensar en positivo, entregarse a lo sencillo, vivir intensamente el momento presente...son grandes verdades. Nada se puede hacer para cambiar el pasado, el futuro es una quimera. Es el hoy, y en eso es certero al autor de este texto, lo único real y tangible. Y de la actitud que adoptemos frente a las dificultades están buena parte de sus soluciones.
    Gracias amiga por compartir estas más que interesantes aportaciones.
    Un abrazo cálido

    ResponderEliminar
  5. Es magnifico el trabajo que haces al ofrecernos
    palabras y reflexiones tan sabias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. nada espero en este momento.

    besos enormes,albita*

    ResponderEliminar
  7. Leyendo el fragmento sin reflexionar en exceso, es decir, dejando hablar mi parte más intuitiva e impulsiva que...... me abro y espero, vuelvo a abrirme y espero... no me abro y lo doy todo, aunque sí que me gusta transmitir buenas vibraciones, cariño, empatía, risa y mucha libertad. Me disgusta el egoísmo, el malhumor, el individualismo, la culpa...

    En fin... bstsss y mi cariño!!

    ResponderEliminar
  8. Adriana,es cierto debemos de ser conscientes de nuestra actitud en cada momento...Tener calma y positividad,dar lo mejor cada instante.A veces es difícil,es cierto,nuestra mente no nos deja en libertad...Pero,es cuestión de educar a la mente,de controlarla para que no nos domine...Vivamos cada instante,respiremos y seamos conscientes de la vida,esa vida,que quiere comulgar y unificarse con cada cual...
    Mi gratitud por esta preciosidad,amiga.
    Mi abrazo grande y gracias por tu cercanía y tu amistad.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  9. Abrirse a la entrega, por supuesto, amiga mía;
    pero sabes, sabemos, que no siempre estamos tan lúcidos para ello.
    Para ser capaces de discernir y actuar en consecuencia.
    La vida nos zarandea de tal manera, en algunas épocas, que parecemos hojas mecidos por el viento.
    ... Pero, en ello estamos, buscando el camino y pisar con fuerza.
    Cariños varios y gracias por tu empuje.

    ResponderEliminar
  10. Ahora mismo elijo la apertura total y consciente.
    Incluso lo momentos de espera que surgen, los reconozco, los acepto e intento que no se queden demasiado.

    Tus entradas querida Adri, siempre son reconfortantes porque nos hacen mirarnos al espejo interior.

    Un fuerte abrazo querida amiga

    ResponderEliminar
  11. Uf, Adriana, cómo me llegan en estos momentos las palabras que nos has transcrito. Será que ando algo baja de ánimos, será, pero lo cierto es que me han hecho reflexionar y tengo muy claro que llevan razón. Cada instante, hasta aquel donde nos sentimos ninguneados y sin un faro que nos guíe a un puerto sereno, pueden convertirse en buenos.
    Está claro, amiga: la alegría es el antídoto y hay que vivir el presente como si no existiera otro tiempo.
    Carpe diem, sabia Adriana, y gracias por la inyección de moral.

    ResponderEliminar
  12. Casi siempre elijo la apertura, porque creo que hay que vivir cada momento con la máxima intensidad y frecura.
    Un abrazo, Adriana.

    ResponderEliminar
  13. Querida Adri, no podría dejar de pasar contigo a despedirme por una semana. No estaré por acá por lo tanto, no estaré dejando comentarios. Si en algún momento tengo tiempo pasaré.

    Para mientras te dejo un fuerte abrazo y el deseo de felices vacaciones por Semana Santa.

    Nos veremos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. No sabría decir cuál es mi situación en este preciso instante, habrá algo intermedio?
    Hermosos el texto y la imagen. Para pensar...

    Un beso enorme, amiga mía.

    ResponderEliminar
  15. Me encanta pasar por tu blog, porque me reconforta y me enseña con cada palabra.
    Si, debemos de ser conscientes de cada momento y vivirlo intensamente. Cada momento es único y no volverá, por eso hay que saborearlo a cada paso. El momento presente es el único verdadero que tenemos.
    Elijo la apertura para mi ser y para poder compartirlo con personas maravillosas como tú.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  16. No es fácil ,pero lo que e stá claro es que lo único que vale es el aqui y el ahora...y está en nuestras manos...

    Estupenda entrada Adriana

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Que preciosidad, que joya nos dejas como siempre.
    Por supuesto elijo abrirme, aunque no siempre es facil.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  18. Bello escrito lleno de sabiduría nos ofreces querida amiga Adriana Alba.
    Abandonándonos a la naturaleza de nuestro corazón por fuerza irradiaremos la inocencia de la generosidad, abundancia y alegría.
    La meditación es el camino para desintoxicar cuerpo y alma reconciliándonos en la armonía universal.
    Un abrazo gigante amiga!!!

    ResponderEliminar
  19. sin dudas abrirse a la realidad... comparto que generamos ciertas vibraciones y eso afecta tanto al resto como a nosotros... hermosas palabras para dejarse llevar. Me hacía falta leer algo así. un beso!

    ResponderEliminar
  20. Hola muy buen tema, la verdad muy cierto. Me ha gustado mucho. abrazo. Un apoyo más a todo lo que pinso siento y tengo que hacer.

    ResponderEliminar
  21. Abrirse a lo cotidiano
    a lo presente
    el vivir en el desapego
    es lo que yo elijo,
    pero es tan difícil...

    Es tan bello este texto
    que con tu permiso me lo llevo.

    Un gran abrazo Adriana.

    ResponderEliminar
  22. Si amiga, que bueno es pensar poderosamente, cambia realidades, atrae lo positivo en nosotros y en los que nos rodean, trabajar para que esto sea una verdadera constante en nuestros dias...

    ResponderEliminar
  23. Hermoso este texo Adri,un bálsamo de buenas energías que alienta a sacar lo mejor de nuestro interior.Tu blog es un spa para el alma!!

    Buen fin de semana!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  24. Pues escojo abrir el corazón y vivir el momento. Me gustan estos textos que ayudan a conocernos un poco más y a reflexionar sobre las inseguridades e indecisiones que a veces sentimos.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  25. Mucha razón lleva David Deida; si esperas no das ni recibes; siempre abierto o abierta, entonces es cuando amas y das amor. Buen fin de semana, Adriana, besitos.

    ResponderEliminar
  26. Adriana, si supiéramos lo que podemos lograr con una sonrisa, un rato de atención a la persona que lo necesita, un "hola como estas", nuestra vida seria mejor. No debemos hacer que el egoismo nos invada y mine nuestro corazón.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Cada instante, es el mejor instante de tu vida

    Bello e inmejorable texto, Adriana.

    Gracias por compartirlo.

    Lindo fin de semana

    ResponderEliminar
  28. Abrirse es aflojarse para gozar de la generosidad del Universo sin egos acompañados.



    Gracias.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Hola, Adriana

    Qué bonita entrada. Es verdad, cada instante es único y es todo lo que tenemos. Debemos abrirnos a disfrutarlo al máximo.

    Gracias por recordarlo.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  30. Abràmonos al amor y a la amistad, ahora es el momento, gracias queridos amigos por los càlidos comentarios.

    abrazos a todos.

    ResponderEliminar
  31. ¡Qué hermoso! ¡Elijo abrirme! Quiero dar y recibir AMOR en todo el sentido de la palabra, quiero transmitir AMOR, quiero que todos sientan que la vida es el más bello don que hemos recibido y que esta es la forma de rendirle tributo...

    Un beso enorme, querida Adri ;)

    ResponderEliminar
  32. Así,¡abriéndote! parando, viviendo el presente deteniendo los momentos, olfateando la eternidad con los sentimientos.
    Cuando te leo, a ti o a lo que aportas ,siempre necesito expansionarme , abrirme ,llegar a ti , eres fuente de inspiración desatas sentimientos y empiezo a tuyosear con los humanos o con el mundo.
    Siempre llegas a mi interior y erizas la piel.
    Besos..

    ResponderEliminar
  33. Elijo abrirme, entregarme así como estoy, con todos mis pétalos, con todos mis estambres...Suceda lo que suceda, me abro a la vida.
    Un besito Adriana

    ResponderEliminar
  34. Abrirme por el día, cerrarme por las noches. Así lo hacen las flores ¡no?. Un abrazo. Algún día aprenderemos a ser naturales.

    ResponderEliminar
  35. Escojo abrirme a todo lo positivo, sobre todo al amor que es la fuerza que hace que el mundo gire.
    Un abrazo muy grande Adriana

    ResponderEliminar
  36. El lema universal: Abrirse. Y franquear el paso a quienes vengan a nosotros.
    Equivalente a ser generosos. Que aún nos queda un trecho de aprendizaje!
    La madre Naturaleza no escatima ejemplos:
    Las flores
    Las aves
    'Sed como ellos', dijo un Maestro
    Seguiré la invitación, Adriana
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  37. Hola Adriana! Elijo abrirme a la vida. , siempre hay un nuevo día para abrazar todo lo que nos ofrecer la madre naturaleza.y dar gracias por ello. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  38. Adriana, Abrirse al cambio, al amor, a los valores espirituales, a descubrir todo lo bello que hay en nuestro interior...
    Buena Semana
    Santa
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  39. Siempre abrirse, es bueno para el espíritu y para la vida, espero que sigas abriéndote.

    Besitos y sonrisas abiertas :-)

    ResponderEliminar
  40. Intento cada día no cazar al viento cuando estoy entre una cosa y otra. Esperar a veces es lo mejor, esperar y observar desde la orilla. Las respuestas llegan. Pero siempre elijo la alegría y la serenidad interior.

    Gracias Adriana, un abrazo

    ResponderEliminar
  41. Abrirse, siempre, Adriana querida. Y si se cierran los pétalos que sea para mirarse y volver a abrirse con más entrega y mayor conciencia de si y de los demás.
    Muchos cariños para ti!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...