martes, 26 de enero de 2016

Ballet

El despertar espiritual no es un estado, una experiencia o una meta para alcanzar en el futuro. Como enseñó el Buda, no se trata de una victoria o un logro sobrehumano. No tienes que viajar a la India para encontrarlo. No se trata de un estado especial de perfección reservado para seres iluminados, para aquellos que tienen suerte o para unos pocos privilegiados. No se trata de una experiencia fuera del cuerpo, y no implica vivir en una cueva, ni desapegarse de las realidades de este mundo. No puede ser transmitido por un gurú sofisticado, tampoco es algo que se te pueda quitar o algo que puedas perder. No te tienes que convertir en discípulo o seguidor de nadie. 

Es una constante y ancestral invitación - a lo largo de cada momento de tu vida - a aceptarte a ti mismo exactamente como eres, con todas tus gloriosas imperfecciones. Es acerca de estar presente, olvidando tu historia épica del pasado y futuro (“la historia de mi vida”) y estar presente para este precioso momento, sabiendo que incluso tus sentimientos de falta de aceptación son aceptados aquí. Es acerca de abrirte radicalmente a este extraordinario regalo de una vida, abrazando tanto el dolor como la alegría, la felicidad y la tristeza, el éxtasis y el agobio. Sabiendo que eres la vida misma - inmenso, vivo, libre - nunca separado de la Totalidad. 

El despertar no es un destino - es tu derecho de nacimiento, tu naturaleza.




Jeff Foster







Pupilas absortas y brillantes
se funden en el espejo del río.
El tiempo corre desnudo
para abrazar nuevas luces,
dejando extenuadas a las sombras.
Comienza la danza de las libélulas
dando por finalizado el exilio.
Quizás lo que buscamos está más cerca
que nuestra respiración.


A. Alba


Imágen: Catrin W. Stein

44 comentarios:

  1. ...Y como siempre tu poesía (de una sutileza propia de un arabesco de ballet) cerrando el círculo de la reflexión que compartís, en este caso la de Jeff foster, impecablemente ilustrada con la imágen de Catrin W. Stein de la libélulas danzando.

    Envidiables versos, Adriana: "El tiempo corre desnudo
    para abrazar nuevas luces... Quizás lo que buscamos está más cerca que nuestra respiración", delicados pasos de ballet, realmente.

    ResponderEliminar
  2. El camino de la vida es una danza sin fin donde cada día se transforma en una sinfonía de luces y dones en acción, quizás por eso cada despertar es una ventana abierta a seguir aprendiendo y evolución en nuestro interior.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Es necesario y tienes mucha razón. En un principio la persona tiene que orar con plena sinceridad, en silencio y soledad...Así lo hice yo y sin esperarlo, Dios me habló. Esa experiencia confabula con todo lo que hago en la vida formando una base para vivir la vida.

    ResponderEliminar
  4. Precioso poema.. que difícil es conocerse a si mismo, no se es nunca objetivo, pero cuanto mas uno mismo se conoce, mas cuenta se da de lo poco que se conoce...
    Un abrazo Adriana...

    ResponderEliminar
  5. Es cierto, nosotros somos la vida... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  6. Hola Adri !
    El texto de Foster y tus versos , ambos son de una suprema excelencia.
    Hoy tu post yo lo defino con una palabra : FINEZA.
    La búsqueda espiritual nunca termina pero se agudiza en tanto uno va sumando años. Es un trabajo de todos los días . prepararte para ser cada vez mejor. El alma te lo agradece.
    Como siempre, visitar esta casa me llena de sosiego y de paz. GRACIAS.
    Te quiero mucho.
    Bssssssssssss

    ResponderEliminar
  7. Con versos tan bellos, se puede alcanzar la iluminación meditando en ellos. Gracias por tener tan linda sabiduría y compartirla. Un gran abrazo de luz

    ResponderEliminar
  8. Con versos tan bellos, se puede alcanzar la iluminación meditando en ellos. Gracias por tener tan linda sabiduría y compartirla. Un gran abrazo de luz

    ResponderEliminar
  9. Está tan claro en el texto como en tu bello poema...solo anhelo unirme a la danza de esas libélulas.
    Un beso enorme Adri.

    ResponderEliminar
  10. De seguro lo que buscamos está cerca pero muchas veces no lo vemos.

    Bella entrada.

    Besos Adri.

    ResponderEliminar
  11. La vida empieza cada día y esa danza de luces con el tiempo es la misma vida, que nos invita a recrearnos, a sentirla y a unificarnos con ella...Como siempre nos invitas a profundizar, a aceptar lo que somos y a elevar el espíritu con fé y esperanza, porque llevamos dentro la esencia divina, Adriana.
    Mi felicitación y mi abrazo grande, amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  12. Preciosa reflexión sobre la espiritualidad. Gracias. Abrazos.

    ResponderEliminar
  13. Tu escrito me ha enredado :)) y tu poesía mucho tiene de verdad " quizás lo que buscamos está mas cerca que nuestra respiración" ¡auténtico!
    Abrazos

    ResponderEliminar
  14. Gracias por sus comentarios y sus visitas.
    Un fuerte abrazo y algo para compartir:

    No hay otra elección más que ser aquí, donde estás en este momento, un lugar ancestral donde tanto la certeza como la indecisión están permitidos, así como la elección y la falta de ésta, las respuestas y las preguntas que no tienen una respuesta, y la duda más profunda. No hay elección porque este momento ya es exactamente como es: este aliento, estos pensamientos, esta gloriosa incertidumbre, esta inmensidad donde todo es posible.

    Jeff Foster

    ResponderEliminar
  15. Que belleza de texto y de versos. Una buena invitación a la reflexión.

    Besotes Adriana

    ResponderEliminar
  16. Muy bellos, el texto y el poema, Adri. Mi admiración y aplauso para ti con un abrazo grande y cariñoso, amiga.

    María

    ResponderEliminar
  17. Quizá esté más cerca que nuestra respiración... Quizá... Creo que despertar no es lo difícil sino mantenerse en el camino...
    Muy bonita y reflexiva entrada.
    Abracitos y mucha luz siempre!

    ResponderEliminar
  18. Qué lindo el texto de Jeff Foster y que belleza tu interpretación poética!!
    Preciosa entrada Adrianita!!

    Besossssssssss

    ResponderEliminar
  19. El texto de Jeff Foster, da para reflexionar Adriana y tu poesía es muy bella.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Lo que buscamos puede estar cerca, solo que no nos damos cuenta.

    ResponderEliminar
  21. Como siempre una belleza, texto, poesía e imagen. Gracias! un saludo cordial

    ResponderEliminar
  22. Hola amiga querida, que gusto poder entrar a saludarte. Primero que nada dejame desearte un Feliz y Bendecido Año 2016.

    Te abraza con el alma, esta amiga de Venezuela.

    SOYPKS.

    ResponderEliminar
  23. El despertar espiritual es simplemente llegar a conocer lo que somos y no lo que creemos que somos.

    Un gran abrazo Adri

    ResponderEliminar
  24. Querida Adriana, que sencillo parece y que difícil suele ser aceptarse a si mismo con sus gloriosas imperfecciones. Qué estado de bienestar se logra cuando sucede, aunque sea temporalmente. La aceptación no se logra de una vez para siempre porque siempre aparecen nuevas imperfecciones.

    Tu poema es delicioso, dejar extenuadas a las sombras es una imagen llena de fuerza y deseable siempre. Eres una auténtica "princesa del desierto"... del poema de Luis Alberto de Cuenca:

    Te faltaba, mi vida, una perífrasis
    para redondear tu biografía:
    princesa del desierto. Palmerales,
    dátiles, dromedarios y un arroyo
    límpido y cristalino entre las dunas,
    como un milagro más de los que ha obrado
    Naturaleza en ti. (Vana retórica
    con que suplir cariño, pobre intento
    de fijar tu silueta en un poema)
    .

    Abrazos!!

    ResponderEliminar

  25. Todo lo que buscamos está en nuestro interior. Si lo encontramos, quedamos en la disposición de encontrar mucho, que no buscamos, que termina por hacernos crecer y ser más personas.

    Un abrazo, Adriana.

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
  26. Un gran texto!!.
    Y un poema muy hermoso.
    Un fuerte abrazo. Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  27. Un gran texto!!.
    Y un poema muy hermoso.
    Un fuerte abrazo. Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  28. Excelente texto (con tu permiso me lo llevo)
    y maravillosos versos.
    Quizás busquemos demasiado fuera
    lo que está dentro.
    Gracias siempre por tus palabras
    llenas de luz.

    Un abrazo muy grand Adriana

    ResponderEliminar

  29. "Est(oy)ar presente para este precioso momento..." en que te leo...

    "...lo que buscamos está más cerca
    que nuestra respiración."

    Sin quizás...

    Un beso y un cálido abrazo!
    Y gracias...

    :)

    ResponderEliminar
  30. No hay que parar. Siempre al encuentro, para ser. Atrás no queda nada. Cadáveres, que se exilan en la nada. A construir, sin miedo.A buscer en el interior, para saber qué buscamos, que sómos, qué queremos...Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  31. Danza armoniosa la que ejecutamos en nuestro paso por la vida !

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  32. Danza armoniosa la que ejecutamos en nuestro paso por la vida !

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  33. Querida Adriana: entrar en tu espacio es una caricia para el alma, tus poemas, tu selección de textos y las imagenes, nos hacen recrear el espíritu. Estar atentos en las pequeñas cosas que aunque parezcan insignificantes nos llevan a transformar momentos de la vida difíciles, y eso se suma para percibir el más allá. Muchas gracias por tus sabias palabras y un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  34. Querida Adriana, el aceptarnos como somos es una ardua tarea, es que somos tan imperfectos! Vale la pena el aprendizaje pero creo que requiere de mucho tiempo, voluntad , esfuerzo , deseos …. de encontrarnos con nuestro verdadero yo y aceptarlo tal cual es. Si me apuras un poquito te diría que nos lleva toda una vida, pareciera esto desalentador, pero no es así estoy convencida que a medida que crecemos vamos siendo mejores, más auténticos. Obviamente es una apreciación mía, probablemente cualquiera de tus lectores o tú misma lo vean desde otra perspectiva totalmente diferente.

    Hermoso tu poema y leerte es un placer nos haces reflexionar sobre las cosas importantes de la vida con cada una de tus entradas, lo que no es poco.
    Besos y que tengas muy buena semana amiga mía.
    REM



    “…Estemos preparados. Quedémonos desnudos
    con lo que somos, pero quememos, no pudramos
    lo que somos. Ardamos. Respiremos
    sin miedo. Despertemos a la gran realidad
    de estar naciendo ahora, y en la última hora.”

    Gonzalo Rojas

    ResponderEliminar
  35. Nos pasamos la vida mirando más allá, ansiando algo que no logramos encontrar,
    No nos damos cuenta y sólo necesitamos un poco de reflexión, miremos en nuestro interior y seguramente descubramos lo que, con tanta insistencia, no dejamos de ansiar.
    Me ha encantado tu poema.
    Te dejo cariños en un fuerte abrazo.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  36. Maravillosa entrada Adriana, y tu poema es tan sutil y bello que he quedado sin aliento, gracias por ser!

    ResponderEliminar
  37. Thanks for sharing these nice thoughts, beautiful poem, Adriana.

    ResponderEliminar
  38. Entre el amanecer y el atardecer debemos ser Soles acarciando cada
    petálo de sabiduría.

    Un Abrazo.

    ResponderEliminar
  39. Hay distancias que se miden en sonidos de campanas; cuando la búsqueda interior se hace luz, el tesoro está delante nuestro.
    ¡Qué bello y qué tierno!

    ¡¡Holaaaaa Adri!! Es un placer volver y encontrarme tus magníficos poemas.

    Mil besos

    ResponderEliminar
  40. Tu poema me inspiró un montón de pensamientos,te dejo uno:

    "Al fin y al cabo no es tan terrible el paso del tiempo: sin él no existirían nuevos amaneceres"

    Creo Adriana que lo que buscamos está dentro de nosotros,en efecto,mucho más cerca que nuestra respiración.Ese primer texto en prosa nos lo dice muy claro.Todo es conocerte y aceptarte,y luego ser consecuente,ahí radica todo el misterio.¡Pero es tan difícil!

    Encantado de volver por tu casa virtual y bellamente espiritual.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  41. Tu poema me inspiró un montón de pensamientos,te dejo uno:

    "Al fin y al cabo no es tan terrible el paso del tiempo: sin él no existirían nuevos amaneceres"

    Creo Adriana que lo que buscamos está dentro de nosotros,en efecto,mucho más cerca que nuestra respiración.Ese primer texto en prosa nos lo dice muy claro.Todo es conocerte y aceptarte,y luego ser consecuente,ahí radica todo el misterio.¡Pero es tan difícil!

    Encantado de volver por tu casa virtual y bellamente espiritual.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  42. Hermoso, muy hermoso, amiga. Gracias por compartir belleza y sensibilidad.

    Un abrazo grande. María

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...