viernes, 3 de marzo de 2017

El jardín

Vive plenamente cada experiencia, para que no deje traza en tu mente. Nada de sobras, nada de restos, nada de basura. Una cuenta sin "suma y sigue", un relato sin "continuará", una excursión sin mochila. Nunca vivas de crédito, sino paga al contado en cada instante. Adentro y afuera; entra y sale; entra del todo y sale del todo. 
Una vez más, la flor de loto intacta sobre el agua, la sinfonía que fluye sin interrupción, el río que sigue su curso.

Lo que no nos deja vivir de esa manera (que es la única manera auténtica de vivir) son, por un lado, los apegos y, por otro, los miedos. Nos aferramos a una experiencia gozosa y no la soltamos en nuestra mente, aun cuando el suceso haya ya pasado; o tenemos miedo de algo que va a pasar, y ese temor llena la mente antes de que el suceso se produzca. Con una mente así cargada no se puede vivir. La mente en libertad no lleva cargas. La mente en libertad vive cada instante en cada instante, y ése es el secreto de vivir de lleno la vida.


Carlos G. Valles.





Se instalaron en mi
rumores de arroyos y de arrullos
abanicos de plumas en las manos del viento.
Tiempo de pájaros insomnes
zumbidos delatores de golosos insectos
alguna que otra risa escondida entre glicinas...
y de pronto el jardín dejó de ser secreto.



A. Alba

36 comentarios:

  1. Fluyen naturalmente tus versos, Adriana, suenan nítidos y sugerentes, tienen una cadencia muy de tu poesía y de nadie más, y como siempre, creo que no te lo dije antes, porque acabo de darme cuenta, invitan a la re-lectura permanente, el último verso te devuelve al primero, y uno siente o piensa, no sé bien, como si hubieran sido escritos con el propósito de acariciarte la mente, porque serenan, esperanzan, influencian, motivan, contienen, alientan...

    Gracias, Adriana, una vez más. Cada vez más encantado de leerte.

    PD: El texto de Valles es otro interesantísimo aporte.

    ResponderEliminar
  2. Siempre tan inteligentes y reflexivos tus versos como los que forman esta bella poesía, y como el texto que nos compartes de Carlos G. Valle. Pero que difícil no apegarse a las cosas que durante tantos años amamos, y deshacerse de los miedos, aunque sin duda es la manera más estupenda de vivir para quien lo consiga.
    Siempre un placer leer tus entradas que motivan a pensar.
    Un gran abrazo Adriana.

    ResponderEliminar
  3. El jardín de la hermosa flor Adriana.

    Besos al contado.

    ResponderEliminar
  4. Adriana, el texto de Carlos García nos hace reflexionar...Es importante vivir cada instante en plenitud e ir dejando atrás todo lo que entorpece nuestro camino...No siempre lo conseguimos,porque arrastramos en los zapatos vivencias y recuerdos,que nos entorpecen...Necesitamos hacer cada día una limpieza, mirar la luz y llenarnos de fuerza, de ilusión y ganas de seguir adelante...Por un momento entramos en tu poema y nos llenamos de naturaleza y misterio...Gracias por tu claridad y tu aliento.
    Mi felicitación y mi abrazo siempre.

    ResponderEliminar

  5. Hermosos rumores que arrullan... los tuyos.

    Un beso y un cálido abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Que jardín tan hermoso... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  7. Creo que lo tienes en tu corazón... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  8. Dejó de ser secreto para dejar entrar al mundo por entero.

    Bellísimo Adri.

    ResponderEliminar

  9. Adriana, todo jardín puede ser siempre secreto. Cada uno de sus elemento es un perfecto refugio para quien desea la soledad.
    Las palabras de Carlos son certeras. Estamos muy atados por nuestros apegos y de ese modo una auténtica libertad no existe. La libertad solo es un camino, camino hacia nuestra particular utopía.

    un beso

    · LMA · & · CR ·


    ResponderEliminar
  10. Bella reflexión dificil de conseguir, se intenta, ser conscientes de ello ya es algo...un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Es bueno abandonar esas pesadas mochilas que nos empeñamos en cargar y dejar que todo fluya... como tus bellas letras.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Tras la introducción en prosa poética de Carlos B. Valles…Tu sentir poemado Adriana Alba, deja fluir el instante que al fin y a la postre es el que marca el ritmo del acontecer…
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Una bella manera de expresar la forma que el jardín dejo de ser secreto. Aunque el jardín de nuestro corazón puede guardar los más bellos secretos. Un abrazo de luz

    ResponderEliminar
  14. Usted es feliz amiga. Yo también lo soy. Personas parecidas no encontramos en nuestro caminar para infestar a nuestro corazón de cosas sencillas que aprecían inalcanzables...

    ResponderEliminar
  15. Hola Adriana: Hermoso el párrafo de Valles, transformado en dulce canción por tus acertadas palabras, siempre llenas de vida y amor para transitar por esta vida sin cargas, sin temores , libres como el viento. Muchas gracias y un gran abrazo!!!

    ResponderEliminar
  16. Maravilloso el texto de Valles y precioso tu poema, Adriana.

    Necesitaba leer estoy y por la sincronicidad ha venido a mí.

    Gracias por visitar "Poesía de mujeres".

    Bellísimo y muy sabio tu blog.
    Un beso grande
    Ana

    ResponderEliminar
  17. Hola Adriana.. Esos rumores de arroyos, esos abanicos de plumas en las manos del viento, el sentir de pájaros insomnes
    zumbidos delatores de golosos insectos
    alguna que otra risa escondida entre glicinas... esos son los sonidos del silencio.. los mas bellos sonidos que se pueden escuchar..
    Un abrazo..


    ResponderEliminar

  18. Hoy, tu poema me abraza, sumerge en un mundo mágico.

    Y no es utopía; esa atmósfera de paz, de serenidad, está al alcanca de todos. Solo hay que saberlo ver, sentir y vivir.

    Un abrazo larguísimo, Adrianabella.

    ResponderEliminar
  19. ¡Qué hermosura de poema! Lo he sentido como una ráfaga de belleza.
    Ese jardín vertió todos los secretos en tu alma, se hizo uno contigo.
    Delicioso poema y un texto que da en el centro de la sabiduría.
    La foto también es preciosa.
    Una gozada, Adri. Salgo de tu blog renovada :)

    Mil besitos, relinda :)

    ResponderEliminar
  20. "La mente en libertad"... cuanto cuesta que la mente no tenga cargas para poder vivir cada instante de la vida sin ataduras y gozando del momento. Pero tendremos que despojarnos de pesos superfluos para intentar acercarnos a vivir con esa mente libre.

    Tu poema es es precioso, son imágenes llenas de calidez, por ejemplo los "abanicos de plumas en las manos del viento" [los imagino solo con evocarlos].

    Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
  21. La mente en libertad es algo deseable, pero el camino para llegar a ella necesita mucho, mucho trabajo... habrá que ponerse cuanto antes ;)

    ResponderEliminar
  22. Me ha encantado el texto de Valles, aplicarlo no es tan sencillo. Un poema muy bello como tú nos tienes acostumbrados Adriana.

    Besos

    ResponderEliminar
  23. Hola Adriana, vengo del blog de Susana A y me encanta lo que voy viendo en tus páginas. Así que he decidido quedarme aquí.
    Tu bello poema me envuelve por completo
    Un beso.

    ResponderEliminar
  24. Gracias por sus visitas queridos amigos.
    Les dejo un cariñoso abrazo y un bello regalo.


    "Siento que en mí palpitan todas las estrellas. El mundo corre por mi vida como un hermoso río. Las flores han pasado a través de mi sangre. Y toda la primavera de aguas y jardines se alza de mi corazón como un humo azul, y el aliento de todas las cosas canta como una flauta en mis sienes".

    R. Tagore

    ResponderEliminar
  25. disfruta la entrada mientras la brisa del dia entra por la ventana

    ResponderEliminar
  26. Tus poemas nos acarician y hacen que el tiempo
    transcurra en el ahora.
    Y nos animas a un propósito:Pagaremos al contado cada instante.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  27. Adriana, de Alma bella y escritura amable y Amorosa. Siempre en el corazón. Tiempo sin venir por tu casa. La vida que nos trae y lleva ha querido devolverme a esta caricia para el Alma que es tu poesía. Mil gracias.

    ResponderEliminar
  28. HACES QUE EL JARDÍN FLOREZCA.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  29. maravilloso texto y maravillosos consejos para vivir una vida mas plena.el poema tambien es maravilloso adri.
    un fuerte abrazo!!!!!!!

    ResponderEliminar
  30. Aunque suene a utopía, aligerar la mochila no es tan difícil si nos proponemos día a día ir desechando cargas negativas en pos de alcanzar ese bienestar que nos permitirá gozar una vida más libre y plena.
    Hermoso poema querida amiga, es absolutamente disfrutable este jardín lleno de luz al igual que el texto de Valles que nos compartes.
    Párrafo aparte para los versos de Tagore a quien admiro profundamente. Gracias!

    Un beso enorme y luego de unos días ausente por vacaciones un gusto visitarte otra vez.

    REM


    La vida no vivida es una enfermedad de la que se puede morir.
    Carl Jung

    ResponderEliminar
  31. El jardín se llenó de luz, de tu luz...

    Paz&Armonía

    Isaac

    ResponderEliminar
  32. Adriana.El texto de Valles es difícil de llevarlo a la vida, aunque no imposible.Todo se reduce en vivir el día a día con agradecimiento.
    La persona agradecida es feliz,porque siempre descubre motivos y detalles de amor en medio de cualquier circunstancia.
    Dice una amiga mía de 93 años, que resume su vida con estas palabras ¡Doy gracias a Dios por todo!Y su vida no ha sido de color de rosa.
    Tu poema es precioso.El jardín ha dejado de ser secreto y todo el mundo puede disfrutar de su hermosura y descansar en el rincón
    que más le agrade.
    Muchas gracias por tus palabras llenas de amor y comprensión.
    Un beso

    ResponderEliminar
  33. Qué belleza de jardín y que fantástico que deje de ser privativo.
    Tu blog también me ha gustado.
    Me quedo por aquí.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...