miércoles, 2 de agosto de 2017

Tiempo...

..Nuestro tiempo se desvanece mientras lo vivimos. Es un hecho increíble. Formas parte de la trama del día, estás dentro de él, te rodea como una piel. Está alrededor de tus ojos y dentro de tu cerebro. El día te mueve; con frecuencia te agobia, o bien te eleva. Pero el hecho asombroso es que el día se va. Cuando miras detrás de ti, no ves tu pasado parado allí en una serie de formas diurnas. No puedes pasearte por la galería de tu pasado. Tus días se desvanecen, en silencio, para siempre. Tu futuro aún no ha llegado. El único terreno del tiempo es el presente.
Nuestra cultura pone un acento fuerte y digno sobre la importancia y la sacralidad de la experiencia. En otras palabras, lo que piensas, crees o sientes seguirá siendo una fantasía si no lo incorporas a la trama de la experiencia. Ésta es la piedra de toque de la verificación, la credibilidad y la intimidad profunda. Sin embargo, toda experiencia está condenada a desaparecer. Esto plantea una pregunta fascinante: ¿existe un lugar secreto donde se reúnen nuestros días pasados? Como preguntó el místico medieval: ¿Adonde va la luz cuando se apaga la vela? Creo que sí existe un lugar secreto de reunión de los días desvanecidos. El nombre de ese lugar es memoria..Todo lo que nos sucede, ocurre en y a través del tiempo. Es la fuerza que lleva cada vivencia a la puerta de tu corazón. Todo cuanto te sucede lo controla y determina el tiempo. El poeta Paul Murray dice que el momento es "el lugar de peregrinaje al que peregrino".
El tiempo abre y expone el misterio del alma..
.



John O'Donohue





No le temas al tiempo.
Vuelve a soñar con el jardín de las hespérides,
deja que la memoria te susurre al oído
los secretos que guarda el cielo.
¿Quien no recogió alguna vez
manzanas o estrellas en su sueño?
No le temas al tiempo.
La luz está al alcance de tus manos
y en tus manos fluye el tiempo eterno.

*

A. Alba

Imagen tomada de la Web

*

32 comentarios:

  1. Es una delicia leerte.
    Me alimentas de sueños, recuerdos, tiempo y esperanza.
    Gracias por compartir tu don.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Precisamente hoy estaba yo pensando en el paso del tiempo. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Cuanta sensibilidad en tus letras!!. Me encantó leerte.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Pues sinceramente, últimamente estoy empezando a especular sobre el tiempo que me queda entre los vivos, que ya no será mucho...forzosamente...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  5. Fascinante Adrianita, el tiempo no nos es indiferente, me encanta tu poesia, un abrazo feliz!

    ResponderEliminar
  6. Muy profundo texto y bello tu poema , para pensar y disfrutar en el tiempo...
    Muchos cariños querida Adri.

    ResponderEliminar
  7. No puedo más que coincidir y admirar la frase del poeta Paul Murray. A John O'Donohue lo conozco apenas de oídas. Buscaré más de él... Mientras tanto me deleito con tus versos que (como ya te habré dicho) suenan tan hondo, son como mantras que siempre (ni antes ni después, ahí está su magia) aparecen cuando más se los necesita, en el preciso momento en que uno quiere creer o busca inspiración...

    Abrazo una vez más agradecido Adriana.

    ResponderEliminar
  8. Un texto para meditar de John O'Donohue,(que por cierto no había oído jamás hablar de él, pero enseguida buscaré su biografía.) Tu poesía, preciosa y sensible. Un abrazo de luz

    ResponderEliminar
  9. Que fácil nos lo dices Adriana, mi estimada amiga, aun cuando el tiempo nos sobrepasa… y que compleja es el alma humana que no puede ver el cielo de forma clara y casi siempre aparece un agujero negro que nos atrapa…
    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
  10. El tiempo, esa sensación que todo el mundo tenemos, y que se escapa y se diluye en cuanto se hace pasado, que es cada instante.
    Bellas palabras las que expresas con tanta sensibilidad y sabiduría.
    Un placer siempre leerte Adriana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

  11. Pura sabiduría...
    fruto del tiempo y su hermana 'experiencia'.

    Un beso y un cálido abrazo sin tiempo.

    :)

    PD: Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  12. Olá!
    Não acredito que a experiência possa não ter mais valor, ao contrário, a ela devemos muitos dos avanços da sociedade.
    Um abraço.
    Pedro.

    ResponderEliminar
  13. ...Y ya comenzó Agosto, pasa el tiempo verdad?
    Gracias amigos por su presencia, les dejo un cariñoso abrazo.

    El río de la Vida fluye entre las orillas del dolor y el placer.
    La mente sólo se convierte en un problema cuando se niega a fluir con la vida y se queda estancada en las orillas.

    Nisargadatta Maharaj

    ResponderEliminar
  14. Muy buena la reflexión del inicio, coincido en todo, el recuerdo es presente también, hay que saber administrarlo y da satisfacciones.
    Y muy bello el poema, que dicho así, también encierra su sabiduría. Disfrutemos de lo que pasa por nuestras manos, que es eterno.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. Un gran texto y muy reflexivo.

    Muy grato leerte.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. El tiempo somos nosotros. Hay si no lo viviéramos, para qué tiempo. Por eso son como lo dices en tus versos, nuestros sueños. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar
  17. Estamos en el tiempo, pero somos mucho más, estamos en el espacio, pero somos mucho más...Escapamos a todas las dimensiones y los recuerdos vuelan a la mente universal que nos ha soñado...

    Paz&Armonía

    Isaac

    ResponderEliminar
  18. Y siempre creemos o pensamos que nos falta tiempo...
    y este nos consume, nos renueva , nos desafía a indagar sobre lo esencial de la existencia...
    y al final comprendes algo que todo es relativo...

    Gracias por visitar mi blog.

    ResponderEliminar
  19. En tus versos si que se siente la eternidad. El tiempo siempre es presente. Vivamoslo así. Y guardemos en nuestra memoria recuerdos de tiempos pasados. Besos poeta

    ResponderEliminar
  20. Siempre un placer compartir algo de tu riquísimo mundo espiritual.

    Gracias y un gran abrazo

    ResponderEliminar
  21. El tiempo es relativo y siempre vamos con él.

    Saludos, Adriana.

    ResponderEliminar
  22. Mi inolvidable Adriana, no podía perderme tu profundo y hermoso post...Todo permanece en la memmoria del universo, nada se pierde...Como dices en tu poema, la luz está en nuestras manos y en ellas fluye el tiempo eterno...Asi es, amiga.
    Todo comienza cada día, el tiempo somos nosotros mismos reinventándonos, muriendo y naciendo constantemente...Nos dejas la magia y la energía que nos mueve hacia adelante, la fé y la esperanza, Adriana.
    Te dejo mi gratitud por tu cercanía y mi abrazo inmenso por ser como eres.

    ResponderEliminar
  23. Nulla corre veloce come il tempo ; la filosofia del tempo è la filosofia che scandisce il ritmo della vita.
    Un saluto dal Piemonte, Italia.

    ResponderEliminar
  24. Procurar que el tiempo sea el presente y guardar en nuestra memoria los mejores recuerdos, los otros aquellos que no valen la pena, olvidarlos y así disfrutar nuestra existencia de la mejor manera posible.
    El texto de O'Donohue nos permite reflexionar a la vez que tu poema nos hace volar, quien no ha tenido alguna vez sueños tan hermosos de los que no quisiera despertar?

    “…La luz está al alcance de tus manos
    y en tus manos fluye el tiempo eterno.”

    Besos, muchos, querida amiga y un enorme placer visitarte siempre, me encanta tu casa.

    REM


    No perdamos nada de nuestro tiempo; quizá los hubo más bellos, pero este es el nuestro”
    Jean Paul Sartre

    ResponderEliminar
  25. Querida Adriana.Precioso y profundo lo que has escrito. Esta luz que tenemos al alcance de las manos,nos sirve para ver las experiencias que va dejando el tiempo.En lugar de temerle hemos de agradecer su paso.Gracias a él vamos entendiendo el sentido de la vida y podemos superar errores.
    El tiempo nos confirma que la esperanza siempre tiene la ultima palabra y que el amor es lo único que prevalece.
    Gracias por tu amistad y cariño.
    Un beso

    ResponderEliminar
  26. también dicen que la experiencia es el nombre que damos a nuestros errores, que no aprendemos sino es golpeando cientos de veces las mismas puñeteras piedras...

    no lo sé, yo creo que sólo aprendo cosas cuando ya da igual aprenderlas que no...

    ResponderEliminar
  27. "La experiencia es la madre de la ciencia", se nos ha dicho desde pequeños. Y la ciencia nos distingue de los otros seres.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  28. El tiempo en realidaf no existe, solo es apariencia dentro de un gran sueño.

    Besos.

    ResponderEliminar
  29. Me gusta su forma mística de enfocar la vida.
    Otro poeta, éste español, Antonio Machado, ya dijo que la aventura no consiste en el destino, sino en crear el camino, "Caminante, no hay camino/ se hace camino al andar...".
    Afectosos Saludos

    ResponderEliminar
  30. Todo es efímero
    solo cuenta el bagaje
    que queda impreso en el alma.
    Nunca dejemos de soñar Adriana.

    Un abrazo muy grande

    ResponderEliminar
  31. Todo llega y todo pasa.Solo quedan los sueños que acompañaron nuestro vivir diario.
    Ha sido todo un placer leerte.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  32. Una musicalidad preciosa tiene tu poema.Un fuerte abrazo Adriana.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...