martes, 3 de julio de 2018

Sueño invernal




Movidas levemente por el aire helado
las ramas cenicientas de los tilos
esperan con paciencia la tibia luz del sol.
Sin duda extrañan los rayos estivales,
la caricia embriagadora de sus flores...
De pie, imponentes y hermosos no se quejan.
No tienen ningún asunto urgente que tratar.
No los inquieta la bolsa de valores o la copa del mundial.
Ellos saben esperar.
Mientras tanto los gorriones agradecen su cobijo
-suave abrigo de corteza-
bajo un cielo que nos deja su alma al descubierto
y la gentil promesa del mejor sueño invernal.

*

A. Alba

33 comentarios:

  1. Poesia y literatura es entrar en la cultura

    ResponderEliminar
  2. Suave abrigo de corteza que para nosotros querríamos cuando nuestros sentimientos tiritan.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hermoso poema, Adriana.

    Paso mi manos por la corteza de los árboles y a veces los abrazo, y me gustan mucho los árboles siempre pero en invierno me conmueven cuando están desnudos y parece que vayan a ponerse a bailar en cualquier momento para entrar en calor.

    Que tengas un buen invierno, Adriana, nos vemos en mi otoño y en tu primavera.

    Besos,

    ResponderEliminar
  4. Genial tu poema querida Adri. Adoro los árboles y especialmente el tilo...cómo añoro su aroma.
    Abrazo gigante y feliz comienzo de la segunda mitad del año.

    ResponderEliminar
  5. Um poema tão bonito. Gostei muito de conhecer seu blog.Aqui se encontra boa leitura.
    Abraços!
    Uma ótima semana!

    ResponderEliminar
  6. Los árboles, sin ellos sería imposible estar... Lo mejor que te he leído, Adriana, valió la pena esperarte, extrañar leerte, extrañar esa luz que uno se lleva de tus versos y poemas, esa mansa corriente que fluye para que quien quiera se lave los ojos y beba y se sacie la espera...

    Para enmarcar realmente, Adriana. Abrazo agradecido de que compartas tanta belleza.

    ResponderEliminar
  7. No tienen prisa.
    Están por encima de las miserias humanas.
    Son hermosos Dioses.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Que cita más bonita la de Hermann Hesse, y que hermoso y poético el poema de los árboles que nos regalas para leer.
    No tienen ningún asunto urgente que tratar, ¡cierto!, pero algo en común tenemos con ellos, esperan el buen trato, y la luz y el agua, fuente de vida...
    Que bonito Adriana, tus poemas siempre tan profundos.
    Un cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Que bonito Adriana, nos pintas el otoño que ya os abraza ahí por esos lares…el tilo deshojado y el árbol de los sueños avanzando hacia ese otro vaivén de los encantos…
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Asi es Adriana...Los árboles son santuarios,podemos sentir su encanto y su misterio cuando estamos cerca de ellos...Tu poema es conmovedor, por un momento me sentí árbol y agradecí al cielo la fortaleza y la paciencia...Cuánto tenemos que aprender de ellos, sufridos y generosos.
    Que tengáis un buen invierno, amiga. Aquí el verano ha venido fresquito y se agradece mucho...Te dejo mi abrazo y mi cariño siempre.

    ResponderEliminar
  11. De árboles, poesía, inviernos y veranos. Precioso Adriana. Seguro que la sabes, pero hay historias preciosas y metafóricas sobre el precioso árbol llamado el sauce lloron. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Precioso poema Adriana, dedicado a ese sueño invernal que se aproxima. Los árboles majestuosos y siempre divinos. Yo intento hablar con ellos, pero todavía no entiendo bien su idioma. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  13. Un precioso poema a esos árboles que tanto bien nos hacen.Besicos

    ResponderEliminar
  14. Muy cierto, algún día la raza humana logrará auto extinguirse y la naturaleza seguirá como si nada, en un par de suspiros se habrán olvidado de nosotros y los árboles seguirán ahí, como han estado siempre.

    ResponderEliminar
  15. Muy lindo este poema. Logra transmitir esa serenidad fría del bosque que parece dormir su sueño invernal. Todo se detiene en espera de un nuevo renacer que traerá la Primavera.

    ResponderEliminar
  16. Adoro el invierno de Buenos Aires el aroma a gasolina y el dulce de leche....tus versos me traen memorias de un pasado feliz
    gracias

    ResponderEliminar
  17. Lleno de silencio, el árbol majestuoso cobija soledades. Fuerte y sólido de raices, cambia según las estaciones como las estaciones del hombre en la tierra. Unas veces es un canto a la soledad, otras al amor, otras a la vejez o a la juventud pero sólido y majestuoso...

    ResponderEliminar
  18. Los arboles nos enseñan la persistencia, Adrianita me ha encantado, amo su paciencia de ser y estar, un abrazo desde este frioo Santiago

    ResponderEliminar

  19. La mejor de las compañías.

    Hermoso.

    Un beso y un cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Los árboles siempre transmiten energía positiva, son portadores de vida´, belleza y armonía.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Bellísimo. Adoro los árboles.

    Un haiku para ti, con mi cariño:

    Quiero ser árbol
    y acogerte en mis ramas,
    para abrazarte.

    Besos, linda

    ResponderEliminar
  22. Ojalá aprendíeramos de ellos. Bellos versos amiga. U abrazo de luz

    ResponderEliminar
  23. Los árboles transmiten
    un lenguaje de paz y silencio
    a quien los sabe escuchar.

    Un abrazo muy grande

    ResponderEliminar
  24. Esa permanente presencia del árbol, ese estar en silencio solemne , ese tocar el alba y el ocaso , dejar ver y sentir la brisa y la vorágine del viento me ha traído a mi memoria y sentimiento tu hermoso poema estimada Adriana.
    Inmenso abrazo

    ResponderEliminar
  25. escribes bello mujer artista y poeta

    ResponderEliminar
  26. Ese sueño de los árboles está entre lo más sabio que surge de la naturaleza. No hay muerte allí como muchos lo ven, hay vida latente, lo valioso del regreso futuro.
    Muy lindo.

    ResponderEliminar
  27. Si...si solo supiéramos escuchar, si tuviéramos la humildad de querer aprender de ellos...

    Hermanda&Gratitud

    Isaac

    ResponderEliminar
  28. Preciosos arboles. Dan sombra a fatigados caminantes, frutos, ramas para que aniden pájaros, sirven de inspiración a poetas… etc. son tantas las bondades del buen árbol que como no amarlo?
    Dejemos que duerman su sueño invernal sin interrumpirlo ya que su despertar será maravilloso y una vez más disfrutaremos su hermosura.

    Querida Adriana me ha encantado tu poema, bellas palabras para un amigo que tanto lo merece. Me gustó mucho tbn el fragmento de Hesse.

    Abrazos amiga mía y muy buen finde.

    REM


    https://youtu.be/dJ_XYjKRMRc

    ResponderEliminar
  29. Hola Adriana: Magnífico tu poema, cuanto podemos dignificar al arbol, por su solidez, su apertura, su imagen, y tantos adjetivos que lo hacen un santuario de amor. Un abrazo grande!!!

    ResponderEliminar
  30. Hola Adriana, es un poema muy hermoso. Si pusiéramos más atención en los mensajes que nos da la naturaleza, seriamos más felices.
    Un abrazo de luz.

    ResponderEliminar
  31. Cuando paseamos por el parque en medio de arboles y plantas somos felices.La naturaleza hay que contemplarla y admirarla.
    Precioso poema Adriana
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  32. Precioso poema, que además se agradece en un día como hoy, que ya hemos alcanzado los 41º, y el que te hablen de ramas movidas levemente por el aire helado..... y del mejor sueño invernal. ¿Que más se puede pedir?.
    Un fuerte abrazo, Adriana.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...