viernes, 6 de marzo de 2020

Hay cosas...



Hay cosas por las cuales
regresamos una y otra vez
al jardín de la infancia
o al desván de la adolescencia.
Revolvemos un poco aquí y allá...
descartamos, suspiramos, atesoramos
nos enojamos, lloramos.
Recorremos con la punta de los dedos
las fotos amarillas
y con el corazón acelerado
cerramos despacio la puerta de los recuerdos
sin llave, por supuesto
porque  sabemos que inevitablemente
de alguna u otra forma
volveremos a entrar.


A. Alba

46 comentarios:

  1. Yo de vez en cuando saco a la niña que llevo dentro y me marcho a ese jardín de infancia, done todo era felicidad y juegos; luego vuelvo a la realidad como nueva. Es una terapia.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Preciosas y bellas palabras sobre el baúl de los recuerdos. Tesoros que guardamos y atesoramos como fiel reflejo de todo cuanto aconteció.
    Un fuerte abrazo amiga Adriana.

    ResponderEliminar
  3. ¡Cómo me identifico con tus versos! ¡Qué bien lo has escrito, amiga mía! A mí me encanta ir de vez en cuando a ese cajón de los recuerdos, en el que" a nuestro parecer, cualquier tiempo pasado fue mejor", como dijo otro gran poeta.
    Un abrazo muy grande

    ResponderEliminar
  4. Que realidad nos cuentas hoy en tus versos...me encanta recordar el pasado y ver esas fotos ya amarillentas, lo disfruto a tope aunque se me escapen algunas lágrimas.Besicos

    ResponderEliminar
  5. Qué bien me hace leerte, Adriana... Es eterno el ayer que no hace más que volver para invitarnos a ir a su encuentro... Bellísimo poema, amiga, inspirados versos.

    Abrazo más que grande, inmenso.

    ResponderEliminar
  6. Nada de ayer
    vivo mi hoy intensamente Me siento bien conmigo y mi alma y vos

    ResponderEliminar
  7. Adriana, siempre dicen que el tiempo no existe, es una ilusión del ser humano. Por eso el pasado sigue siendo presente, retornamos una y otra vez a él. Lo limpiamos, lo recreamos y renovamos constantemente. En el sentimiento todo es presente, amiga.
    Mi felicitación y mi abrazo por tu inspiración y buen hacer.

    ResponderEliminar
  8. Genial la ilustración con la frase de García Márquez y delicado tu texto con esa bonita frase de: "cerramos despacio la puerta de los recuerdos sin llave". Es muy cierto que el cerebro tiene un inteligente mecanismo de defensa para arrinconar nuestros malos recuerdos. Sin ello, seríamos menos felices. Fíjate Adriana que yo penso que los mejores recuerdos siempre están por venir :)
    Besos y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Yo vivo de recuerdos en este presente que sera pasado. Fascinantes letras amiga. Me encanto. Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Hola Adriana, que cierta es la frase de García Márquez, que se magnifican los buenos recuerdos y los malos procuramos no recordarlos. Igualmente en tu hermoso poema, el jardín de infancia siempre está ahí para entrar de vez en cuando. Magnífico este verso, "cerramos despacio la puerta de los recuerdos sin llave". Precioso todo el poema, delicadeza y sensibilidad en tus letras, siempre.
    Un cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Es inevitable amiga, entrar ahí. sin pasado no seriamos nada, el pasado nos quita pero también nos da, nos enseña mucho, el presente es la oportunidad para reformar.
    Un placer leerte Adriana.
    Un beso amiga.

    ResponderEliminar
  12. Y modificamos los recuerdos pero no queremos aceptarlo, pero es así, nuestro nos protege modificándolos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Nuestros recuerdos están llenos de nostalgia pero a la vez son momentos irrepetibles, creo que por eso los atesoramos.
    Hermoso poema, saludos!

    ResponderEliminar
  14. Muy cierto. Ya lo creo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Los tiempos felices, valen mucho y siempre ayudan a sobrellevar cuando no tenemos buenos momentos. Nos regresan la fuerza.
    Un abrazo de anís.

    ResponderEliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  17. Hola Adriana!
    Es verdad, el corazón nos sigue recordando los momentos felices que vivimos antaño y corre un tupido velo, ante los que nos apetece olvidar...
    Yo recuerdo con más cariño el jardín de mi infancia, que el desván de mi adolescencia, quizás porquè fui más feliz...
    I llevas razón, no debemos cerrar las puertas de los recuerdos, pues seguro que por el camino de la vida, repetiremos más de uno!
    Besitos, amiga Adriana.

    ResponderEliminar
  18. Ciertamente Adriana, el recordar no es dejar de vivir el presente, antes bien, nos induce a variar el cómputo y a ponderarlo desde la perspectiva actual, y desde ello y con ello conseguir enriquecernos más si cabe en la tangible realidad. Gracias por este vuelco de inquieto acontecer.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Tan cierto y tan bellamente dicho!!
    Un gran abrazo querida Adriana.

    ResponderEliminar
  20. Que bellas letras, los recuerdos nos permiten abrazar también a aquellos que ya no están, feliz día de la mujer, un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Hola paso hacerte una visita. Preciosas tus palabras puedo sentir los recuerdos que vienen a mi memoria. Saludos

    ResponderEliminar
  22. Y todo ello.nos.sirve para seguir creciendo
    Para seguir enfrentando cualquier adversidad , mas que.nada por la fuerza del buen amor fraterno.

    Feliz di de la mujer!
    💕🙏🌹🍃🍃🌷🌷🌷🌷

    ResponderEliminar
  23. Esas fotos amarillas a las que de vez en cuando regreso, maldigo estar perdiendo poco a poco esta memoria de adolescencia.
    Un placer leerte, un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Hola Adriana.Cuando me decidi a escribrir mis recuerdos no podia ni imajinar la riqueza que encontraría en ellos.La infancia es maravillosa cuando has tenido la suerte de nacer en una familia que se quiere y se respeta.La adolescencia y juventud es una edad maravillosa si se vive con limpieza y sencillez.Y el matrimonio es muy bello cuando hay amor verdadero entre los dos.
    Si,los recuerdos hay que tenerlos presentes cada día, pues todo nos ayuda a avanzar por el camino del agradecimiento y el perdon.Por el camino del amor.
    Gracias amiga por tus hermosas palabras
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  25. ·.
    Esa memoria del corazón, de Gabriel García Márquez. es la que da sentido a tus palabras. Puertas cerradas a los recuerdos que se abren dado que solo encontraremos la parte positiva de nuestra existencia.
    Un abrazo Adriana

    LaMiradaAusente · & · CristalRasgado

    ResponderEliminar
  26. Muy cierto lo que dices en este hermoso poema.
    Tenemos que aceptarnos como somos.
    Feliz semana Adriana.
    Un beso

    ResponderEliminar
  27. Volveremos a entrar, es inevitable...

    Paz

    Isaac

    ResponderEliminar
  28. Me gusta lo que has escrito
    Yo trato de no ir al pasado ya lo he dicho varias veces

    se me enluta el alma
    y no quiero vencerme con nada que me quite la felicidad que puedo hoy crearme
    abrazos en silencio

    ResponderEliminar
  29. hola Adri,como estas amiga,gracias por pasar a saludarme siempre,por aca todo bien amiga gracias a dios,a ver cuando me hago un tiempo para editar mis blogs.espero que estes tambien muy bien,te mando un fuerte abrazo!!!!!

    ResponderEliminar
  30. La memoria del corazón es la más selectiva de las memorias, porque borra los malos recuerdos o los ficciona hasta conseguir que sean revisables y estén dispuestos para nuestro alivio cuando la realidad cotidiana necesita perderseen la nostalgia.

    Creo que los niños con infancias desestructuradas tendemos menos a la nostalgia de ese jardín adolescente e infantil, pero aús así solemos pasearnos por los lugares más luminosos de esos recuerdos, que embellecemos y agrandamos también.

    Un placer leerte siempre, Adriana.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  31. Interesante entrada Adri...recordar el pasado viviendo en presente para aprender. Cariños!

    ResponderEliminar
  32. En ese baúl de los recuerdos, del corazón, siempre queda algunas cosillas, que lo mejor que podemos hacer con ellas, es mandarla al triste limbo del olvido.
    ¿Para que queremos recuerdos que nos enojan y entristecen?.
    Muy bonito, Adriana.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  33. Cuán saludable es esa parada de abrir los cajones del recuerdo. Saludable para el espíritu, porque el pasado nos da señales, para manejar situaciones difíciles o salir de crisis. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  34. Más vale dejar entornada esa puerta que cerrarla con siete llaves.
    Los recuerdos, cuando se doman, dan mucho desí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  35. Los bellos recuerdos son como el eco del tiempo, repitiendo en ráfagas de memoria, que fuimos felices… un día, alguna vez, algún momento.
    Son la dulce brisa evocadora que abre el libro de nuestra historia y nos brinda una caricia en nuestro ser, un reencuentro con viejas emociones, con el sabor de cien sonrisas o la presencia silenciosa de una lágrima de felicidad.
    Los bellos recuerdos, son condecoraciones que entrega la vida por cada paso bien dado y los enmarca por siempre en la memoria, porque ellos son la demostración de que se supo caminar derecho, dejando una huella en el tiempo.

    ResponderEliminar
  36. La bellezza meravigliosa ed imperdibile di un ricordo !

    ResponderEliminar
  37. Los recuerdos del pasado son los cimientos del presente y a veces tenemos la necesidad
    de sacarlos a la luz para no olvidar quienes somos.

    Un abrazo muy grande.

    ResponderEliminar
  38. Que lindo Adrianita, tuve una infancia feliz y los malos ratos se diluyeron con el tiempo, me ha encantado leerte como siempre es un bálsamo para estos momentos tan aciagos y oscuros!

    ResponderEliminar
  39. A veces regreso al cajón de los recuerdos, siento como una necesidad mirar hacia el pasado, me llena de energía y me siento reconfortada viendo las cosas buenas que me han sucedido, en cuanto a las malas las proceso como una enseñanza, después de todo forman parte de la vida tbn, no todo es color de rosa, verdad?
    Me encantó tu post querida amiga lo he disfrutado plenamente, tu poema y el texto de Gabo realmente preciosos.
    Un beso enorme y lo mejor siempre amiga mía.
    REM


    https://youtu.be/HtpFb4JBP2Q

    ResponderEliminar
  40. Una bella poesía acompañando las palabras de Gago que son una gran verdad.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  41. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  42. QUIÉREME CUANDO MENOS LO MEREZCA, PORQUE SERÁ CUANDO MÁS LO NECESITE.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...