viernes, 2 de septiembre de 2011

Amanecer y Ocaso


Regresò al Valle, despuès de casi un año de ausencia, pero ahì estaba otra vez, en ese paisaje que ya era suyo, por supuesto una de las primeras cosas que hizo fuè preguntar por Don Simòn, màs conocido en los alrededores con el nombre de "El Recolector", le dijeron que se encontraba bien y que seguia con su tarea , aunque ahora le dedicaba menos tiempo,debido a que sus piernas se acalambraban con màs frecuencia. Ademàs le contaron que le estaba enseñando el oficio al hijo de la Zulma, ya que el changuito disfrutaba con el aprendizaje de las hierbas, y lo ayudaba con la carga.

A la mañana siguiente y despuès de tomar unos mates con pan casero y miel, emprendiò la caminata hasta las pircas para visitarlo, amaba ese trayecto tan conocido, impregnado con aromas de lavanda, melisa y eucalipto. Cuànto extrañò ese cielo, el rìo y el canto de los pàjaros!

A pocos metros del rancho lo viò juntando leña, antes de anunciarse tocando la campanita que colgaba de la vieja tranquera, Don Simòn, sin levantar la cabeza de la carretilla, dijo en tono alegre... te estaba esperando, anoche me avisaron que habìas llegado, (ella, sorprendida nunca sabìa como se enteraba de su presencia en el Valle, si era por algùn vecino o por las relaciones amigables que tenìa con los espìritus), se icorporò lentamente y la recibiò con un abrazo apretado, mientras Cacique ladraba y movìa la cola. Despùes de los saludos y algunos comentarios sobre el viaje, la ciudad, el trabajo, la familia (temas en los que no indagaba demasiado, pero por cariño y cortesìa siempre los hacìa) se quedaron en el patio un largo rato con la vista perdida en las montañas, hasta que en forma pausada, como si las palabras vinieran desde muy lejos, Èl comenzò a hablar...

...Conserva en tu corazòn toda la acumulaciòn de los dìas, rescata la luz como un tesoro para que se revele brillante ante tus ojos, no importa cuanto tiempo demores, ya vès -no hay ninguna prisa- Sè que tu alma entenderà èsto, por eso llegaste hasta aqui . Vacìa tu morral con verdadero desapego y acepta con gratitud lo que recibes, jamàs abandones la huerta antes de la cosecha. Si por alguna razòn tienes que partir, deja que otros recojan el fruto, cuando vuelvas tendràs menos trabajo que realizar, jamàs olvides que no tienes nada que temer.

Despùes le tomò la mano con fuerza y concluyò diciendo,...observa hacia tu alrededor...amanecer y ocaso son hijos del mismo fuego.

Su amigo nunca se despedìa con un hasta pronto, o hasta la vuelta, o hasta siempre, su saludo era..." hasta cuando los espìritus del Valle dicidan convocarnos otra vez".

Al salir hizo sonar la campanita, Cacique ladraba y corrìa a las gallinas. Hacìa frìo y comenzaba a oscurecer.


A. Alba
(La pintura es de Armando Repetto)

60 comentarios:

  1. ¡HASTA QUE LOS ESPIRITUS DEL VALLE DECIDAN CONVOCARNOS OTRA VEZ ...Y que esa otra vez sea "en el mismo paisaje".
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Amanecer y ocaso son hijos del mismo fuego...

    Que belleza y profundidad nos regalas en este texto querida amiga. Dejas en mi alma un poso de quietud. Gracias.

    Te envío mi abrazo inmenso y sincero.

    ResponderEliminar
  3. Estuve buscando en la pintura a Cacique y no le vi.
    Este hermoso y fresco relato es una inmersión en la naturaleza hasta diluirse en los elementos para que afloren las esencias de la sabiduría y de lo humano.
    No se sale del cuento y del paisaje sino que se renace de él. Es la convocatoria de los espíritus, convocatoria que sacraliza en la vida a quien asume su respeto.
    Mi abrazo cómplice en estas búsquedas vitales amiga Adriana Alba!!!

    ResponderEliminar
  4. Bella pintura costumbrista.

    Buen relato. Me gusta.

    Buen fin de semana. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Adriana!! Bello relato amiga. "hasta cuando los espìritus del Valle dicidan convocarnos otra vez", que dulzura y sabiduría. Me encantó
    besossss dulces

    ResponderEliminar
  6. una delicia, querida Adriana, un texto envolventemente mágico y bello!

    un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  7. intentando vaciar el morral, así estamos

    besos, Albita*

    ResponderEliminar
  8. ...conserva en tu corazón la acumulación de los días, su plenitud azul, y alrededor Cacique suavemente ladrando.
    Bello, Adriana
    Saludos blogueros

    ResponderEliminar
  9. ..... @@ .........Muy Bueno.
    ....@(';')@........
    0==/--\==0...... Feliz
    ...../___\........
    ....._| |_....... Fin de Semana

    ResponderEliminar
  10. Querida Adriana Los espiritus me convocaron a visitarte. Un tierno relato con un aire de cielo abierto y montañas. Al leerlo hasta se siente el viento en la cara. Cuando era niño mi perro se llamaba Cacique. Me acompaño muchos años corriendo atras de mis travesuras. Gracias por recordarmelo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Increiblemente bello!!! imposible no situarse en el lugar y escuchar a Cacique,a las gallinas, el olor de la lavanda, de la melisa.
    Más enternecedor aún para alguien que como yo nació en el campo.
    Que tengas un lindo fin de semana
    Un abrazote
    Silvia

    ResponderEliminar
  12. ME AGRADAN MUCHO LOS TEXTOS ASÍ, PORQUE SOY CAMPESINO.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  13. G R A C I A S!!! has hecho bailar a mi alma
    Un beso lleno de agradecimiento, Adriana.

    ResponderEliminar
  14. Me encanta tu Blog, es todo luz,gracias por permitirme disfrutarlo.Abrazos que siempre vienen bien...

    ResponderEliminar
  15. Un lindo texto, querida Auri me encantó eso de: " hasta cuando los espìritus del Valle dicidan convocarnos otra vez".

    Preciosa despedida.

    Muchos besos querida Adri.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  16. Enseñanzas sencillas, mas llenas de un sentido bondadoso y gentil amiga, nada mas bueno que eso entregarle a un ser, que inquieto desea aprender,.... saber a viva cuenta que estamos solo un corto periodo en este plano, y que la tarea es dejar un precedente que otorgue un recuerdo bueno y sencillo para los nuestros....

    ResponderEliminar
  17. Disfruto mucho de tus cuentos Adriana Alba!!En este lograste un clima especial que invita a la reflexión, a gozar de la belleza y sabiduría de los naturaleza.

    Buen fin de semana!
    Besitos!

    ResponderEliminar
  18. Es un cuento precioso, pleno de la serenidad que tú transmites, Adriana.
    Como siempre, es un placer leerte y salgo de aquí confortada por tus palabras.
    Miles de besos.

    ResponderEliminar
  19. ...Conserva en tu corazòn toda la acumulaciòn de los dìas, rescata la luz como un tesoro para que se revele brillante ante tus ojos...

    Mi querida Adriana, que excelente texto
    nos has dejado.
    Estar en tu página es sentir paz
    en el corazón.

    Gracias por todo lo que me aportas.

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  20. feliz fin de semana querida amiga
    un abrazo
    Marina

    ResponderEliminar
  21. Coincido con pluma roja.

    Es muy bello.

    Abrazo fuerte desde el mar, Lili

    ResponderEliminar
  22. Sereno y con la placidez de las cosas verdaderas y sencillas.
    Me ha dejado un regusto campestre que me encanta, y una frase profunda y preciosa para meditar: amanecer y ocaso, hijos del mismo fuego.

    ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
  23. bellísimo... palabras que nos re acomodan... gracias

    ResponderEliminar
  24. Adriana, la buena filosofía no solo se encuentra en los grandes tratados, está expusta y al alcance de todo espíritu noble y sencillo y en cualquier lugar de la naturaleza. Tu bello relato nos introduce en un valle luminoso y de seres que nos revelan los secretos que esconde el día desde el "amanecer" hasta el "ocaso".
    Un remanso de paz el que he sentido en tu hermoso relato.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  25. Tus textos son preciosos y este, me ha encantado, adoro leerte...
    Besitos en el alma
    Scarlet2807

    ResponderEliminar
  26. Muy lindo tu relato! Como todas tus entradas!! Gracias por compartirlos con nosotros!

    ResponderEliminar
  27. BELLO RELATO, ME TRAE RECUERDOS DEL CAMPO, DE MIS ABUELOS Y DE TANTA GENTE QUE HA VIVIDO EN LAS PAMPAS.

    UN TEXTO PRECIOSO CON UNA PINTURA MARAVILLOSA.

    BESOS Y ABRAZOS.
    GRACIAS POR VISITARME EN MIS RINCONCITOS, HE DEJADO MENSAJES.

    ResponderEliminar
  28. Adriana Querida, que profundidad de letras nos reglas en tu texto, lo vivi realmente.

    Un abrazo afectuoso.

    ResponderEliminar
  29. Casi puedo oler los aromas de la naturaleza con la melisa, la lavanda y el eucalipto. Cuando paseo por el monte mis sentidos hacen una fiesta, en especial la vista y el olfato, que son los que me llevan a perderme por completo entre sus colores y fragancias.
    Que belleza, Adriana, veo que sigues inundando de delicadeza nuestros corazones. Besicos,guapa.

    ResponderEliminar
  30. Atesorar en el corazón, rescatar, sembrar, desprenderse, no temer. Sabias palabras las de Don Simón, El Recolector.

    Me dieron ganas de visitar ese Valle, pero habrá que esperar, cuando los espíritus dispongan.

    Hermoso Adri, me encantó.

    Un abrazo gigante, amiga mía.

    ResponderEliminar
  31. Muy bello relato donde la naturaleza exhibe sus virtudes y se mezclan con bellos sentimientos. Excelente. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  32. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  33. Que hermoso... y que cierto.....
    Amanecer y ocaso son hijos del mismo fuego... encantador...

    Paz&Amor

    Isaac

    ResponderEliminar
  34. Gracias Adriana, disfruté mucho leyendo este bello relato.
    He tenido algun problemilla con los comentarios. No podia comentar en los blogs amigos, pero parece que ya está solucionado.
    Te mando un fuerte abrazo querida Adriana.

    ResponderEliminar
  35. Un profundo y bello texto!!! Gracias por compartirlo.

    Un verdadero placer leerte

    ResponderEliminar
  36. Magia y belleza. Qué preciosidad!. Quietud, equilibrio...esta entrada se respira y me arropa en las sabias palabras de Don Simón.
    Hoy me huele a "lavanda, melisa y eucalipto"
    Enorme abrazo

    ResponderEliminar
  37. El hombre que conserva su relación con la naturaleza -la madre- está vivo, bien anclado en su raíz. si la pierde es arena a merced del viento. Un abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
  38. Su amigo nunca se despedía con un hasta pronto, o hasta la vuelta, o hasta siempre, su saludo era..." hasta cuando los espíritus del Valle decidan convocarnos otra vez".
    Hermoso amiga, es un bello relato. Un abrazo y una linda semana.

    ResponderEliminar
  39. Don Simòn "El Recolector" es un personaje entrañable, lleno de amor y sabidurìa, tan sencillo como las florcitas silvestres, siempre dispuesto a tender su mano y ayudar a los demàs, en un entorno donde los elementos de la naturaleza, contribuyen a enriquecer ese mensaje tan lleno de luz.

    Gracias por sus comentarios, son muy importantes para mi.

    Abrazos a todos.

    ResponderEliminar
  40. HOLA ADRIANA

    bello relato , se me rizo la piel.muy emotivo, como lo he vivido, allí en el sitio. debes escribir un libro , tienes magia amiga. en eso estoy , por si no vuelvo . tengo un limite...brazos

    ResponderEliminar
  41. Hermoso Adriana! Un relato en donde la naturaleza, las tradiciones, los sentimientos y las enseñanzas se mezclan... para formar sabiduría y saber en su máximo esplendor.

    Un beso enorme! Feliz comienzo de semana :)

    ResponderEliminar
  42. Bellisimo relato Adriana, ¡hermoso final!
    Feliz semana

    ResponderEliminar
  43. Que hermoso relato Adriana, siempre es lindo regresar a esos sitios que dejan huella. La pintura preciosa!

    Besitos,

    ResponderEliminar
  44. Que maravilloso paseo me acabas de regalar por entre lavanda, melisa y eucaliptos, me quedaré con esos olores en mi cabeza todo el dia.
    Y un relato encantador..., Don Simón se retira y renace su hijo en el oficio.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  45. Hola querida amiga, después de tanta ausencia he vuelto a darle calorcito a mi blog y mucho cariño a mis amiblogs. Disculpa que no me detenga mucho a leerte, tengo muchos inconvenientes para las visitas. Gracias por estar siempre a mi lado.
    Un abrazo
    De Tu amiga de Venezuela

    (¯`v´¯)
    `•.¸.•´
    ¸.•´¸.•´¨) ¸.•*¨)
    (¸.•´ (¸.•´ .•´¸¸.•´¯`•-> ♥Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ SOYPKS Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ♥

    ResponderEliminar
  46. Que bonito texto, Adriana, hiciste que me transportara mentalmente a ese lugar.
    Abrazo.Jabo

    ResponderEliminar
  47. Hola Adriana...
    Vivi muy feliz 26 años de mi vida en el campo Bonaerense, te juro, me transportaste a ese lugar y tiempo...A toda la magia que tienen cada uno y todos los recuerdos¡ Y como bien dices:Hasta que los espiritus del valle, nos vuelvan a convocar¡¡ GRACIAS por esta caricia y por tus palabras,AMIGA¡¡
    Un abrazo enorme
    Osvaldo

    ResponderEliminar
  48. El Recolector me ha traído hasta aquí. Ha sido larga la travesía, pero ya estoy en tu valle de letras. Si me lo permites -y no inoportuno- iré a caminar un poco y a conocer tus sentires.
    Un abrazo de bienllegada.

    ResponderEliminar
  49. Adriana,no se si te he dicho que mi padre ha sido labrador y recolector.He disfrutado muchos años de la vendimia,la tierra manchega es oscura,generosa y fértil.La naturaleza también la tengo enfrente de casa,todas las mañanas veo una dehesa llena de árboles,que me alienta a seguir en el camino.
    He leído dos veces tu relato,no sólo está bien escrito,sino que tiene un gran encanto en sus mensajes y es tremendamente gratificante.
    Si además,D.Simón es una realidad,has logrado expresar la vida con la magia y la belleza de un cuento.Mi felicitación por tu buen hacer y mi abrazo por tu profundidad humana y artística,amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  50. Un texto lleno de imágenes y sentimiento. Me gustó mucho el mensaje y la frase " rescata la luz como un tesoro para que se revele brillante ante tus ojos".
    un beso

    ResponderEliminar
  51. Precioso texto, me ha encantado volver por tu blog, la pintura preciosa tambien Besitos.

    ResponderEliminar
  52. Has llegado hasta lo más profundo de mi alma... increible ^.^

    ResponderEliminar
  53. Magnífico relato, amiga.
    Sin duda, un derroche de frescor paisajístico y de pensamiento.
    Me gustó.
    Besos.

    ResponderEliminar
  54. HOLA AMIGA
    GRACIAS POR PASAR A VISITARME EN MI RINCONCITO QUERIDO.
    TODO MI CARIÑO
    QUE TENGAS BONITO DIA.
    PRECIOSA PRIMAVERA.

    SALUDITOS

    ResponderEliminar
  55. Y hoy me ha llegado esta frase: "rescata la luz como un tesoro para que se revele brillante ante tus ojos, no importa cuanto tiempo demores, ya vès -no hay ninguna prisa-"
    Gracias por compartirla... gracias

    Paz&Amor

    Isaac

    ResponderEliminar
  56. Sabias sentencias, como para vaciar el morral y volver a llenarlo con el contendido de las mismas.

    Un beso.

    Hasta cuando los espíritus de Blogger decidan convocarnos otra vez. >)

    ResponderEliminar
  57. Buen relato.

    Vivir en paz, sin preocupaciones ni sentirnos atemorizados... si suena tan atractiva la idea, por qué nos cuesta tanto llevarla a la práctica?

    Será porque vivimos pensando en la supuesta espada de Damocles sobre nosotros, que son las agujas del reloj, y que pronto todo nos será arrebatado, que hay que aprovechar el tiempo lo mejor posible, pero -ay!!- hagamos lo que hagamos nunca es suficiente para compensar todo aquello que se nos irá en menos de lo que canta un gallo?

    Debe pasar por ahí: no nos relajamos porque suponemos que siempre hay alguna amenaza latente, cuando ésta no está realmente, ya que la muerte NO EXISTE, y todos los que se van... están en algún lugar y volverán a encontrarse con nosotros.

    Relax y let it flow, y me voy a calentar las manos al fogón porque como dice el cuento, hace frío y empieza a oscurecer. Mmmm unos verdes calentitos no vendrían nada mal.

    Besos, preciosa!!

    ResponderEliminar
  58. Hola Adriana , un magnífico relato y una pintura preciosa.
    Estoy a tu lado, te debo correo lo sé, pero no llego a más.
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  59. Gracias a los espíritus del valle que me han convocado a disfrutar de tu blog.


    Hermoso relato


    Abrazos
    María Pilar

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...