viernes, 26 de agosto de 2011

"Para Laura"


No recordaba exactamente que día fué, pero sí como fué ese día. Jamás podría olvidarlo, todavía guardaba en su alma y en una caja floreada, un sobre que decía "Para Laura". Cuántas veces leyó esa carta? - muchas, muchísimas, se la sabía de memoria.Y aquí estaba: otra vez sentada en el jardín con una taza de té sobre la mesa y la caja sobre su regazo. Nunca la abría de golpe, - primero la acariciaba, recorría con la punta de sus dedos las margaritas...por cierto, el papel se veía bastante desgastado, la deberìa volver a forrar y renovar el diseño,tal vez podrìan ser arabescos, o lunares; no, mejor corazones...
Sí , decidiò que serìan corazones!
Siempre levantaba la tapa despacito para espiar en su interior.
Todo en orden.
Le daba cuerda a la cajita musical y quedaba extasiada mirando como giraba la diminuta bailarina de marfil... el perfumero que habìa heredado de su abuela, la estampita de San Antonio, que le obsequiò su prima Angèlica ( que en paz descanse), el ramito de lavanda...
Se asustò al no encontrar la pluma blanca, hasta que por fín la descubrió debajo de la foto amarilla que besò por millonésima vez.
Las plumas son muy delicadas ...
Tendría que confeccionarle una bolsita. Pensó que cuando fuera a la mercerìa de Doña Modesta , comprarìa un retacito de satèn, estaba indecisa con el color, el rojo siempre le agradò, -optò por el rojo, que combinarìa con los corazones del papel. El camafeo estaba en el mismo lugar, que hermoso era!,si lo usò dos o tres veces fué mucho, lo guardaba para ocasiones especiales, junto con el perfumero.Pero ya no se presentaban en su vida demasiadas "ocasiones especiales". Tal vez debería regalárselo a Sofía, ella sí lo iba a lucir, -últimamente estaba saliendo bastante,con el pretexto de las reuniones en la "Jabonería de Vieytes" como solía llamarlas, de siete días, salía cinco.
-Y lo bien que hacìa, que aprovechara su juventud, ¡divino tesoro!-
El tema es que si papá se enteraba de sus ideologìas polìticas se moría!
Dios nos libre! -se santiguò-
No querìa ni pensarlo.
También encontró el recorte del diario del dìa en que premiaron a Ernesto, -no salió favorecido en la fotografìa-, pero eso era lo menos importante, -estaba tan orgullososa de él - No cualquiera recibe un premio al mejor actor de reparto, y no es porque fuera su hermano, pero era tan buen mozo!. La pelìcula estuvo tres semanas en cartelera.
El té se habìa enfriado, de todos modos lo bebiò , apoyó la taza sobre el plato y sus ojos se posaron ansiosamente en el sobre...
Ahí estaba...
Lo tomó entre sus manos, deslizò lentamente el papel carta...
Todavìa conservaba aquella fragancia...
Cuando estaba a punto de comenzar a leer, escuchò los gritos
que hora serìa? mirò su pequeño relojito...habìa perdido entre otras cosas, la nociòn del tiempo.
Laura, Laura, pero donde te metiste! Otra vez en el jardín, con esa dichosa caja! me imagino que te habràs acordado que esta noche cenamos todos juntos!
Con pena y desgano volvió a introducir cuidadosamente el papel dentro del sobre... encajonò como tantas veces sus amados recuerdos, observò con ternura las margaritas...
Se levantó con pereza del sillòn de mimbre y con voz resignada contestó...
Ya voy papá... ya voy !!!!

A. Alba

La pintura es de Richard E. Miller

56 comentarios:

  1. Hola Adri, Un bello relato, es tan cálido que me llevó a otras épocas y me hizo añorar el calor del hogar materno. Precioso.

    Muchos besos Adri.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  2. Hola Adriana!! Hermoso relato amiga. Melancolía y nostalgia se unen en las palabras, dejando una sensación de calma. Maravilloso. Hasta el nombre Laura es dulce, se lo puse a mi hija más chica de quince años, porque precisamente me sonaba suave, dulce. Me fui del tema, mi hija es un sol, pero habla su madre claro.
    Me encantó. Te felicito.
    Besosssssssss

    ResponderEliminar
  3. Es que que a veces son frases, es que otras veces son cartas que unidas a una persona , has detenido el tiempo , y te hacen sentir , y te hacen añorar y sabes que aun guardan algo para ti que no pasará jamás, por ajado que este el papel , y borrosas que estén las letras, porque el infinito prendió para Laura en un tiempo que quedo vívido en sus presentes.
    ¡¡¡hermosa narración que va más allá del amor y llega al Amor!!
    un beso y mi cariño ¡querida amiga!

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Que bello Adriana, muchas veces los recuerdos nos ayudan tanto a vivir y los conservamos como verdaderos tesoros, hciste volar mi imaginacion y vivi nitidamente cada detalle de tu relato.

    Abrazos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  6. Los recuerdos encerrados en cajitas son tan mágicos como tu relato,nos sorprenden y nos invitan a entrar en otra dimensión que la nostalgia conoce muy bien...

    Buen fin de semana Adriana Alba!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Hola Adriana

    que bello, me has llevado lejos.. que decía la carta. ?? era de amor , muy bonito relato. feliz fin de semana.abrazos de arco iris.

    ResponderEliminar
  8. Que hermoso relato Adriana, no sabes como lo disfrute. Esta lleno de recuerdos, melancolia, nostalgia...bello. Un abrazo amiga y que tengas un lindo fin de semana.

    ResponderEliminar
  9. ¡Que manera de decir! un relato impecable. Bello, exacto, directo...entrañable.
    Un placer leerte.
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  10. Exquisita y delicada narración, donde cada objeto impregnado de amor conforman el mundo de una mujer, especialmente ese papel adorado, ese precioso tesoro rescatado del recuerdo que da sentido a toda una vida.

    Me ha encantando esa finura introspectiva, porque es como si entráramos en la mente del personaje y viéramos por sus ojos, y sintiéramos su profunda y hermosa nostalgia.

    Es muy bello, conmovedor de un modo sutil. Un solo instante que resume toda una vida.

    Te felicito, escribes muyyyy bien y manejas las palabras con mucha naturalidad.

    ¡Un gran beso!

    ResponderEliminar
  11. Gracias por dejar esas palabras tan hermosas y de apoyo en mi blog. Sigo tu blog a menudo y te leo y escribes de una manera muy tierna que llega al corazón. El primer fin que debía tener la literatura, remover el alma de los lectores, luego hay muchos más, claro, pero la emotividad es lo primordial en las letras. Al menos yo así lo veo. Saludos desde la ciudad de la Alhmbra.

    P. D.
    Mi hogar es grande, si te decides a visitar esta belleza antiquísima, tendrás un huequito entre mis muros. De corazón lo digo. Besos.

    ResponderEliminar
  12. Es un texto precioso, imbuido de una nostalgia dulce, muy bien dosificada. Intimista, los detalles lo ensalzan.
    Gracias, querida Adriana, por este rato de lectura.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. precioso viaje en el tiempo, con sus cajitas guarda secretos y ese papel carta tan ajado, leído una y otra vez, sin cansancio, encontrando en sus letras los recuerdos más maravillosos...

    gracias por este encantador y tierno relato!

    un beso grande, querida Adri.

    ResponderEliminar
  14. Vaya, vaya... ¡Que relato! Un viaje de amor entre el tiempo y la nostalgia. La cadencia de tus frases y la suavidad de la escena que plasmas hacen repicar aún en mis oídos los sonidos musicales de esa caja. Un abrazo Adriana.

    ResponderEliminar
  15. Un relato intimista y precioso, como sabes hacerlo tú
    Te metes dentro del personaje y nos haces sentir a todos tus lectores, las miles de sensaciones y emociones que experimentan...
    Te felicito, de todo corazón
    Besitos en el alma
    Scarlet2807

    PD: Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  16. Muchos tenemos nuestra caja de intangibles que lo son todo. La llama vital desde donde nos levantamos y enfrentamos al día. Un lugar donde el corazón vive su fiesta y su entusiasmo. Y quien logre compartir y comprender ese suspiro tendrá las las claves secretas de nuestro ser.
    Hermoso relato que nos conecta directamente con la ternura y la belleza del vivir.
    Mi abrazo amiga Adriana Alba!!!

    ResponderEliminar
  17. Un texto nostálgico, me transportó a situaciones que no viví, pero no por la edad, sino por la diferencia cultural con mi país de origen.
    Me encantó.
    Un beso enorme.
    HD

    ResponderEliminar
  18. Hola, visitastes el Jardín, me dejaste con ganas de conocerte y aquí estoy... y menos mal que vine... porque tu relato me ha gustado tanto que me ha quedado en un estado de querer más... nostálgico sí, pero ardoroso... por las cosas que guardamos porque nos aportan sentimientos... no son las cosas en sí... son, si te he entendido bien... los sentimientos que nos provocan... perfecto!!! Saludos... me quedo por aquí junto a Humberto, nuestro amigo en común...

    ResponderEliminar
  19. vivir de recuerdos, querida laura..

    besos*

    ResponderEliminar
  20. Me recuerda el poema de José Pedroni y que Cesar Isela hiciera canción "Cuando estoy triste".
    Hermoso relato. Un beso.

    ResponderEliminar
  21. EXCELENTE RELATO. MUY EVOCADOR. UN PLACER VISITAR SU ESPACIO.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  22. Que relato tan precioso, me he metido totalmente en el papel, acariciando esa caja, oliendo ese papel, y escuchando la música mientras veo a la bailarina dar vueltas.

    Que lástima que no me diera tiempo a leer esa carta.

    Y si te sobra un ratito y quieres leerte a ti misma, puedes pasar por mi casa, espero que te guste, gracias.

    Besitos y sonrisas de esperanza :-))

    ResponderEliminar
  23. Pareciera que este texto
    fué hecho a propósito para tan tierna
    y melancólica imagen.

    Un precioso relato.

    Que pases un buen domingo.

    Mil besos.

    ResponderEliminar
  24. ¡Tantos recuerdos en una cajita desgastada de tanto recordar! Es precioso me encantó, vi feliz a Laura con sus vida tan llena de pequeños detalles que un día la hicieron feliz y hoy lo sigue siendo.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  25. Un pequeño secreto,una piedra recojida en el camino,un súspiro ,todo ello guardado en una caja mágica...

    ResponderEliminar
  26. Gracias amigos, por tan càlidos comentarios.

    Si, el personaje de Laura es tìpico de una època, donde la mujer tenìa mandatos familiares,y sociales, por suerte en gran parte se ha revertido, si bien no todo pasado fue mejor, hay recuerdos agradables que quedan en el alma, y en algunas cajitas màgicas!

    Abrazos a todos.

    ResponderEliminar
  27. Adriana,me adentro en tu relato en la serenidad de un luminoso rincón de jardín y asisto a ese viaje, mitad clandestino mitad nebuloso, a la nostalgia. Narras magníficamente la escena y como de esa caja comienzan a emerger los recuerdos disfrazados de objetos. Dotando al momento de intensidad y profunda melancolía.
    Un auténtico placer leerte.
    Adriana, mi vuelta no ha sido todo lo rápida que yo hubiera deseado espero, sin embargo, ponerme al día de las entradas publicadas en mi obligada ausencia.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  28. ME INTERNO EN ESOS RECUERDOS IMBORRABLES, LAS CAJITAS MAGICAS LLENAS DE PALABRAS DE SUEÑOS. CUANTOS RECUERDOS!!!
    ES BUENO VOLVER A RECORRER NUESTROS PASOS.

    BESITOS
    CARIÑOS MILES.

    ResponderEliminar
  29. Hola Adriana

    Hay cajas que contienen dentro de sí, todos los recuerdos de una vida. Recuerdos, emociones, sensaciones y vivencias que apenas ocupan espacio pero lo llenan por entero el corazón.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  30. Ha cuidado todos los detalles; "Para Laura" es una pintura que actué desde adentro, mientras sus letras me llevaban de la cintura como si bailara un vals. De verdad, sin exagerar, escuché la música.

    http://enfugayremolino.blogspot.com

    ResponderEliminar
  31. Hola Andri muy hermoso relato, creo que todas tenemos alguna cajita con recuerdos del pasado que cuando los vemos los emocionan mucho y los vuelven al pasado bonito escrito la imagen es muy bella aunque el rostro es muy triste.
    Un gran abrazo que tengas un feliz comienzo de semana.

    ResponderEliminar
  32. Hola :
    Muchas Gracias por tu visita a mi blog en donde rindo homenaje a los Discapacitados.
    Me ha parecido hermoso tu sitio así que te enlazo para volver.Cariños.Ah la música es bellisima.


    (¯`•.•´¯) (¯`•.•´¯)
    *`•.¸(¯`•.•´¯)¸.•´ ¡¡ Muy buena semana ¡¡
    ¤ º° ¤`•.¸.•´ ¤ º° ¤

    ResponderEliminar
  33. Adriana, que bello relato. Muchas de nosotras tenemos una cajita por ahi llena de recuerdos que de vez en cuando abrimos y volvemos a vivir aquellos momentos. Un placer leerte. Besos, cuidate.

    ResponderEliminar
  34. Hola Adri! Qué costumbre esta que tenemos de guardar recuerdos en una cajita. Atesoramos ahí papelitos, servilletas de algún bar, hojas secas, piedritas, semillas, entradas de cine, poemas, cartas, y tantos objetos que nos transporta a ciertas historias que por algún motivo no queremos dejar morir. Pareciera que guardándolas en una cajita las preservamos de todo, del tiempo y el olvido.
    Me encantó el relato. Hermoso.

    Un beso enorme, querida amiga.

    ResponderEliminar
  35. Que sentimiento de tierna melancolìa.

    Hermoso relato, amiga.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  36. Gracias, Adriana, por tu gentil comentario. Tu blog, una delicia de delicadeza y de ternura. Felicidades.
    Un beso desde Madrid.

    ResponderEliminar
  37. Una preciosura, el relato y la pintura, quién no ha tenido una cajita con cartas, recuerdos, pétalos, pequeños obsequios de seres que amamos.
    Un placer visitarte siempre.
    Abrazo de Luz
    Silvia

    ResponderEliminar
  38. Hola Adri...
    Cuantos recuerdos vinieron a mi memoria, porque en mi familia como en tantas, ocurrio un caso similar. Otro fue el nombre de una abnegada hija que tras un fracaso amoroso, dedico por entero su vida al cuidado de sus padres.
    Gracias por tus conceptos¡
    Un abrazo enorme
    Osvaldo

    ResponderEliminar
  39. Hola Adriana. Un relato muy emotivo, que nos transporta hacia otros lugares, otras épocas... Muchos recuerdos que están siempre en nuestra mente, al igual que los sentimientos, presentes en nuestro corazón.

    Un beso enorme! Feliz semana!

    ResponderEliminar
  40. Aveces volamos en esos sueños
    como si se trataran de otros mundos
    mejores, mas seguros y santos...
    Eso sucede en verdad...

    paz&amor

    Isaac

    ResponderEliminar
  41. Me parece un hermoso relato, sugestivo y sugerente, lleno de matices a través de los cuales pretendes y a mi modo de ver logras, que la persona que lee se vaya sientiendo atrapada por ese mundo que describes, de manera que cuando el padre interrumpe, uno lo que quiere es que siga la protagonista desentrañando el contenido de los elementos de su caja, que es su tesoro. Un beso

    ResponderEliminar
  42. Hola Adriana: Hermosa historia, de añoranzas, nostalgica sí. La llevaste muy bien hasta el final
    Me encanto.
    Adri mil gracias por tus comentarios y el hermoso saludo del día de mi santo
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  43. Hermosa pintura y el relato me ha acercado nostalgias y recuerdos de mi hogar paterno. Muy bello y cálido. Un entrada maravillosa. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  44. Precioso.
    La verdad está ahí, en el verdadero encuentro de la cordialidad.




    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  45. Un relato que me ha gustado mucho.
    Gracias por enviarme tu dirección, ya me hice seguidora y ahora mismo te enlazo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  46. Cuantos tesoros acumulados en esa cajita, todos guardamos algo semejante con aquello que consideramos en verdad importante, muy tierna historia.
    Besitos,

    ResponderEliminar
  47. A veces uno no puede armar su vida y las devociones familiares pesan más que el amor; no debiera ser así, uno tendría que aprender a repartir los tiempos, pero quien nos dijo que la vida es justa.

    Quedan los recuerdos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  48. Adriana,gracias por tus mensajes de cariño,también yo os he extrañado.Por fin regreso de un verano ajetreado,actividades,viajes y limpiezas me han probado física y psicológicamente.
    Te felicito por tu magnífico relato,que nos deja tu sensibilidad,tu buen hacer y tu arte amiga.
    Te dejo mi abrazo inmenso y hasta pronto que publicaré un nuevo post.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  49. Quisiera que mis letras fueran
    Caricias para dejarte esa amistad
    Profunda que el día a día nos va
    Marcando este aparato que con
    Su magia nos deja ver el alma
    De nuestros amig@s hoy nuestra .
    Fiesta …felicidades
    Mi cariño y hasta la próxima visita
    Un abrazo
    Marina
    ***ESPIGAS DEL ALMA III ***

    ResponderEliminar
  50. Nostálgico y atrapante; parecía verla sentada allí. ¡La jabonería de Vieytes! Nos ubicaste en una época de la historia. Maravilloso, me encantó!!!! (aunque nos dejaste con la intriga de esa carta...) jajaja

    Un beso GRANDE!!! y gracias por tu visita, Adriana, un placer!!!!

    ResponderEliminar
  51. Hola, bello leerte y suspirar al recordar. Besos, cuidate.

    ResponderEliminar
  52. Una cosa es acariciar los recuerdos cuando se presentan espontáneos y se detienen en el corazón, y otra diferente es quedarse atrapado para siempre en esos recuerdos y dejar que vida pase de largo apenas rozando la realidad. Eso es triste.

    Hermoso, Adri, un cuento para reflexionar y sacar conclusiones, además de disfrutar de su lectura.

    Un beso muy grande, amorosa.

    ResponderEliminar
  53. Estupendos el post que nos has dejado, como siempre un placer haberme pasado por tu casa.


    Saludos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  54. Diré que es adorable. La palabra se desliza suavemente y pone al lector "a un ladito" de la protagonista para observarla, y evocar junto a ella con añoranza y dulzura ¡por qué tienen que llamarla cuando más a gusto estábamos con ella!
    Felicitaciones.

    ResponderEliminar
  55. Acabo de leer tu comentario en el blog de Aristos y me ha inspirado curiosidad visitar tu blog...y me encuentro con un hermoso relato para mi...

    Te sigo, un beso!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...