martes, 23 de abril de 2013

La fuente de los deseos

Un deseo de corazón: que la felicidad no sea un objetivo en nuestras vidas. Que resulte, en cambio, una consecuencia de nuestra manera de amar, de actuar, de vincularnos, de tratar a los otros, a las demás especies, al planeta. Que la felicidad no se venda, que no la ofrezcan en los shoppings durante días y noches de consumo adictivo, que no la pongan en oferta en las boutiques, en las cadenas de electrodomésticos, en las concesionarias de autos y de teléfonos móviles. Que ningún programa, ni trucho ni legal, permita bajarla de Internet de manera inmediata, con un clic del mouse, sin esfuerzo, sin reflexión, sin presencia. Que la felicidad no sea la zanahoria prometida con la cual gobernantes corruptos, economistas y empresarios sin ética, operadores mediáticos obscenamente inmorales, ídolos deportivos, musicales y faranduleros con pies de barro intentan exprimirnos y ponernos a su servicio. Que la felicidad no sea el anzuelo de gurúes oportunistas, vaciadores de la espiritualidad. Que no la confundamos, desvalorizándola, con placer, con satisfacción inmediata, con goce sensual. Que nunca alcancemos la felicidad. Que sea ella quien nos alcance mientras transitamos el camino a través del cual vivimos una vida con sentido.

Sergio Sinay


Todavìa estàn los mares
y los bosques,
las auroras boreales
los claros de luna
y las canciones de amor.
Todavìa estàn los pasos 
y las calles 
y los puentes,
y alguna que otra
fuente de los deseos.
Cuàndo arrojemos la moneda
hacia atràs
imaginemos la diversidad
de un planeta
que està pidiendo a gritos
ser acariciado por las alas
de algùn àngel protector.
Tal vez pensemos que no es mucho
creo que no es poco.

A. Alba






La imàgen està tomada de Google

55 comentarios:

  1. Hola mi querida y nunca olvidada Adriana, crees y crees bien, todo eso y otras muchas más bellas y reales cosas que nos rodean, NO, SON POCO, y deberían ser suficientes para saberlas agradecer y disfrutarlas mientas saboreamos la felicidad de tenerlas ahí, para nosotros.
    Espero perdones lo lenta que voy, después de mis días ausente, paso a visitar tu espacio, leerte y disfrutar de tus letras, dejando mi huella con un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  2. Cuando te leo pienso que todavía hay esperanza si existen personas como tú.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Que tu fuente se llene de monedas.Yo ya arrojé la mía!!

    Un beso grande

    ResponderEliminar
  4. Adriana,magnífico texto de Sergio Sinay...La felicidad no debemos buscarla en lo material,sino,que sea consecuencia del trabajo bien hecho,de la palabra de aliento,de la luz de cada día,de la sonrisa,que nos regalan y regalamos,de las letras de un libro,que nos llegan de forma mágica...del paisaje,que nos mira y nos ama,de compartir,aprender y caminar juntos...sintiéndonos y viviéndonos...
    Mi felicitación por tu profundo y bello post en este día del libro...Que sigamos sintiéndote y leyéndote.
    Mi abrazo grande y mi cariño,poeta y amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  5. No le quitaría ni le pondría una coma al texto de Sinay.
    Y tu poema es una delicia... me pido un hueco pequeño entre las alas de ese ángel protector (soy parte del planeta :))

    Feliz día de la lectura.

    ResponderEliminar
  6. hola amiga,excelente texto y excelente poesia que nos refleja que la felicidad es la que contruimos dia a dia en nuestras vidas,hay que aprender a consumir lo que necesitamos,eso si,tambien aquellas cosas que nos hacen creer que la vida es mucho mas rica y sabrosa si le ponemos un toque de alegria,de optimismo,de experiencias vividas y sobre todo aprender que la felicidad se encuentra dentro de nosotros mismos,es alli donde se contruye.

    te dejo besitos amiga y que comiences una hermosa semana!!!!!!

    ResponderEliminar
  7. Hoy me has llegado con esa canción de Serrat, Adriana. Uffff, que bonito lo que dice Sergio Sinay y la ilusioón que desprende tu poema. Todavía nos quedan las canciones de amor, aunque es cierto que cada vez son más tristes. Y los deseos, y las ganas de comernos el mundo. Que no nos amedrenten ni los corruptos ni la desesperación: el sol seguirá saliendo.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  8. Esas pequeñas grandes cosas que conforman la Vida son las que nos deberían hacernos sentir completamente Felices y dichosos por nuestra Existencia.
    Preciosos Versos.
    ¡¡¡Feliz día del Libro!!!
    Abrazos y besos.

    ResponderEliminar
  9. Es verdad Adri "QUE LA FELICIDAD NO SE VENDA " un pensamiento maravilloso.Creo que hay que merecerla ...
    Tus versos tan elocuentes, tan ciertos. Debemos despertar ...
    Como siempre una entrada para pensar y repensar.
    Besos de luz.

    ResponderEliminar
  10. Hola, amiga. Tienes mucha facilidad con las palabras, tus poemas son muy delicados y sensibles. Feliz día del libro. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Me gusta muchos esa idea de que la felicidad es la consecuencia de nuestros actos y nuestra manera de vivir. Es muy honda y creo que cierta. La felicidad no la dan las grandes cosas, sino las pequeñas, las cosas cotidianas. De ellas se extrae felicidad, sosiego, bienestar, paz...
    En cuanto a tu poema, me parece muy bello, sustantivo, porque tú eres sustantiva y no adjetiva.
    Un beso con un abrazo chillao, querida Adriana.

    ResponderEliminar
  12. Gracias a todos por llegar hasta mi casa.
    Confiemos, debemos confiar y dejarnos abrazar por la alegrìa y el entusiasmo, por las ganas de seguir transitando el camino, a pesar de las piedras. Que la felicidad sea un luminoso àngel que nos cobije con sus amorosas alas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Hola Adriana, como estas? tirare mi monedita a la fuente de los deseos, a ver si ahora sí puedo comentarte, desde hoy no entra mi comentario.. decia que es maravilloso Sinay, que ojala la felicidad nos alcance viviendo una vida con sentido y que tu poesia hermosa encaja siempre muy bien en nuestras vidas.
    Es un placer pasear por este espacio de encanto y amor.
    Te deseo una hermosa semana, con paz, salud y alegría en el corazon.

    ResponderEliminar
  14. Siii, lo logre, la fuente de los deseos funciono otra vez!! :)

    ResponderEliminar
  15. Me ha gustado mucho el texto sobre la felicidad y me ha hecho pensar en lo importante que es dar un sentido a nuestras vidas que vaya más allá de lo superfluo, un Sentido, en mayúsculas, algo que todos en el fondo buscamos y sin el cual andamos perdidos y perdiendo nuestra existencia.

    En cuanto a tu poema, lo siento muy hondo y lo has expresado muy bien. Ese grito del planeta...
    (como dices...aún tenemos las auroras y los mares, y los cielos y algunos bosques...aún....¿por cuanto tiempo mas?)
    Me conmueve y me rebela.

    Un abrazo de lo más grande, Adrianita.

    ResponderEliminar
  16. Cómo me gusta Serrat!!! Hace unos años lo fui a ver en vivo a Murcia (a 500 km de Madrid) que dio un concierto buenísimo en un teatro.
    Me gustó muchísimo tu poema.
    Un beso Adriana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha gustado mucho todo esto,gran abrazo vaya para ti amiga

      Eliminar
  17. Hola
    pienso lo mismo que si tiro una moneda a la fuente me devuelva la alegria de vivir y poder salvar en parte al mundo con lo poco que aporte
    un beso enorme
    Carmen

    ResponderEliminar
  18. Que la felicidad esté en esa fuente de los deseos, en esa fuente inagotable de luz de dónde emanan tus versos.

    Besos Adri. Tus mensajes siempre son de luz.

    ResponderEliminar
  19. Gracias por el interesante artículo y por tus bellos poemas Adri.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  20. Adriana, mucho se ha escrito, comerciado, especulado, vendido... en esa eterna búsqueda de la felicidad -acostumbrada, me resulta difícil escribir felicidad en minúscula- Sergio Sucay, lo define muy bien, no es un fín. Es un estado de ánimo que sobreviene de la paz interior, de la contemplación de un atardecer, de una sonrisa, de la gota de lluvia que se desliza suave por la piel de una hoja, la lectura de un verso, una frase en una novela que nos ilumina, un cuento que nos deja fascinados, una llamada, una palabra, un silencio...Fragmentos sencillos pero intensos.
    El poema que nos regalas es felicidad.
    Un abrazo feliz

    ResponderEliminar
  21. La felicidad es posible todavía, si unimos los granitos de arena podemos formar una senda de mi casa a la tuya, y así seguir en la otra vereda y en la otra calle...

    Hermosa y profunda reflexión nos regalaste.
    Abrazos con cariño.

    ResponderEliminar
  22. Creo que la felicidad no es un estado, es máa bien un disfrute de un instante del día a dia, de esas pequeñas cosas que nos llenan

    tu poesía lo dice todo...

    Serrat me enamora

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace mucho tiempo que estoy enamorada de Serrat Teresa, pero es un amor no correspondido...que ingratitud jaja!
      Besos.

      Eliminar
  23. Seguro que de la manipulación de la felicidad y del bienestar es que surgen los grandes males en la humanidad. Cuando otorgamos esta virtud natural a un gestionador de felicidad le damos todo el poder de control de nuestra consciencia y sapiencia, nos convertimos en sus esclavos.
    La felicidad como mercancía es la vulgarización y trivialización de la esencia humana, la prueba es que las estrellas de la mercadotecnia mercadeadas son la mayor de las veces las más desgraciadas y los índices de sobredosis de consumismo, drogas y suicidios son altos.
    Llenemos de monedas esa fuente hasta que su peso sea tal que este planeta retome toda su salud y vigor.
    Besos Poeta hermosa edición, con texto, imagen, poema y vídeo!!!

    ResponderEliminar
  24. Precioso, querida Alba, el texto de "Sergio Sinay" al igual que tu bello poema.

    Siempre gozo visitándote y leyéndote, amiga. Gracias
    y besos. María

    ResponderEliminar
  25. Tienes razón amiga Adriana pero me parece que la clase dirigente no está por la labor. Me quedo en tu rincón.Abrazos

    ResponderEliminar
  26. Nos haces pensar que un mundo mejor es posible, y eso ayuda, mucho...gracias amiga.

    Fuerte el abrazo,
    estupenda la canción de serrat...
    ...con nuestras pequeñas hazañas y nuestros pequeños errores.

    ResponderEliminar
  27. Gracias por sembrar felicidad con tus acertadas entradas y tu exquisita sensibilidad...Un abrazo con alas hacia un tiempo de luz...

    ResponderEliminar
  28. Hola Adri! Excelente el texto de Sinay, no tiene desperdicio. Y tu poesía, qué decirte! Todavía hay personas como vos, y eso es muchísimo!!

    Un abrazo, amiga querida!

    ResponderEliminar
  29. ¡Hola Adri! Que pasada de texto, amiga: para una reflexión profunda. Claro que la felicidad no se compra, ni hay que buscarla en todas esas cosas que explica con todo lujo de detalles ese precioso post.

    Ha sido un placer leerlo, y la poesía también de acorde con el texto, es muy hermosa.
    Siempre me han gustado y me siguen gustando las letras que nos dejas. Gracias.

    Te dejo un abrazo grandote y mi estima siempre.
    Se muy feliz.

    ResponderEliminar
  30. Hola Adriana. Tu espacio está lleno de luz, me encanta tu poema y los textos de Sinay. En cuanto a la felicidad la construimos desde nuestro interior, en los pequeños detalles y alegrías de la vida, en observar la naturaleza, en respirar.....Gracias por encontar en tí un alma noble. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. EL ÁNGEL

      Que el hombre no sea indigno del ángel
      cuya espada lo guarda
      desde que lo engendró aquel Amor
      que mueve el sol y las estrellas
      hasta el último dia en que retumbe
      el trueno en la trompeta.
      Que no lo arrastre a rojos lupanares
      ni a los palacios que erigió la soberbia
      ni a la tabernas insensatas.
      Que no se rebaje a la súplica
      ni al oprobio del llanto
      ni a la fabulosa esperanza
      ni a las pequeñas magias del miedo
      ni al simulacro del histrión;
      el Otro lo mira.
      Que recuerde que nunca estará solo .
      En el público día o en la sombra
      el incesante espero lo atestigua;
      que no macule su cristal una lágrima.

      Señor, que al cabo de mis días en la Tierra, yo no deshonre al Ángel.


      Jorge L. Borges (1899-1986)

      Bienvenida Mercedes, el Àngel que has pintado es hermoso, y el poema de Don Borges, que me viene "persiguiendo" desde hace tiempo, cuadra estupendamente.
      Que la Justicia reine en todos los corazones!

      Si desean visitar su Blog: http://petalosalagua.blogspot.com.ar/

      Eliminar
  31. Cuanta razón en este texto y tu poema lleno de amor por el planeta, letras que invitan a la reflexión.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar

  32. La felicidad nunca es un regalo, es, simplemente, la consecuencia de nuestros actos... u omisiones.
    La de los demás, también depende de eso mismo... en parte.

    · un beso

    · CR · & · LMA ·


    ResponderEliminar
  33. Que bien nos hace leer textos como el de Sinay, tu poema y la música siempre hermosa de Serrat, eso es un pequeño momento de felicidad. De esa manera lo siento, un disfrute para el alma.

    Besos y buen finde amiga mía. Te dejo además algo que me gusta.
    REM


    Decía Viktor Frankl "...La felicidad es como una mariposa. Cuanto más la persigues, más huye. Pero si vuelves la atención hacia otras cosas, ella viene y suavemente se posa en tu hombro. La felicidad no es una posada en el camino, sino una forma de caminar por la vida" .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y quien mejor que Viktor para hablarnos de la felicidad...

      [2]“La vida en el campo de concentración desgarraba el alma humana y exponía a la luz sus abismos más escondidos ¿Puede sorprender que a ese nivel de profundidad encontremos cualidades humanas que, e su íntima naturaleza, estén compuestas de bien y de mal? La frontera que separa el bien del mal, y que imaginariamente atraviesa a todo el ser humano, fondea en las honduras del alma y hasta allí penetró el bisel de los sufrimientos soportados en el campo de concentración”

      -El hombre en busca de sentido-

      Eliminar
  34. No es mucho amiga mía, es lo menos a lo que podemos aspirar, algún ángel que proteja nuestro mundo y nos conforte. Un beso.

    ResponderEliminar
  35. Sólo el Àngel Solar, Ese que Vive dentro es capáz de Bendecir, Amar y Prosperar.




    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  36. Sólo el Àngel Solar, Ese que Vive dentro es capáz de Bendecir, Amar y Prosperar.




    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  37. Hola, Adriana

    Me ha gustado el texto que habla sobre la felicidad. Y me ha encantado tu poesía, es Amor con mayúsculas. Es muy bonito.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  38. UNA REFLEXIÓN MUY DISIENTE.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  39. Me quedo con ello Adriana, que la felicidad
    sea la consecuencia de nuestra manera de ser.
    Si este concepto fuese asimilado por el hombre, tendríamos un mundo mejor.

    Viajemos por ese camino que no defrauda
    a nuestro ángel protector.

    Un abrazo grandísimo Adriana.

    ResponderEliminar
  40. Por suerte en este mundo mezquino y consumista, nos queda tanto por lo que vivir de verdad.

    Tu blog: Un hallazgo del que me felicito.

    saludos.

    ResponderEliminar
  41. Que tus deseos en forma de poesía, se cumplan en forma de realidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  42. Yo también creo que no debemos buscar la felicidad, sino más bien permanecer conscientes... entre otras cosas para percatarnos de las contradicciones que esconden los deseos, precisamente por la inconsciencia sobre las verdaderas necesidades que los generan y por tanto la imposibilidad de satisfacer éstas a través de su materialización.
    Sólo alguien plenamente consciente acertaría siendo fiel a sus deseos... pero para entonces no habría deseos.
    Besos desde el ocaso.

    ResponderEliminar
  43. Hola Adriana, tengo que decirte que posees un rinconcito encantador, lleno de sabiduria. A esta entrada quiero añadir que la felicidad nunca se un fin sino un hecho, ya que podemos estar viviendo, y a veces no nos damos cuenta. Gracias por propiciar este encuentro. Un abrazo

    ResponderEliminar
  44. Hola Adriana, muchas gracias por tu visita y comentario en "Tiempo de Sosiego".
    Te devuelvo la visita encantada, me gusta tu espacio y por aquí seguiremos encontrando nuestro interior y compartiendo conexiones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  45. Hola Adriana, mucho tiempo sin saber nada de ti.
    La felicidad es una conquista diaria y a veces la manera de ser de una persona le impide ser feliz. De ahí que hemos de cambiar muchas actitudes para que hallemos una cierta felicidad. La meta del hombre es ser feliz, una felicidad interior y rica y si se busca fuera de la interioridad esencial-espiritual, nunca la encontrará.
    Muy buen post.
    Te dejo mi ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar

  46. Es bello tu poema, y también es cierto lo que dicen sus versos.
    Es hermoso tu blog, y se respira algo especial.
    Gracias, Adriana, y también por tus palabras, y por acercarte al mío.
    Abrazos.

    Ío

    ResponderEliminar
  47. Tenemos que reaprender lo que es gozar. Estamos tan desorientados que creemos que gozar es ir de compras. Un lujo verdadero es un encuentro humano, un momento de silencio ante la creación, el gozo de una obra de arte o de un trabajo bien hecho. Gozos verdaderos son aquellos que embargan el alma de gratitud y nos predisponen al amor. La sabiduría que los muchos años me han traído me enseñaron a reconocer la mayor de las alegrías en la vida que nos inunda, aunque aquélla no es posible si la humanidad soporta sufrimientos atroces y pasa hambre."

    Ernesto Sábato.

    ResponderEliminar
  48. Hola, llego hasta tu sitio por recomendación de los destacados del mes en el blog de Evanir.
    Bellísimo lugar, si me permites me quedo para seguirte, abrazos desde Uruguay!
    http://perfumederosas-cristina.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  49. Ya sabes, Adriana, que en ocasiones...soy feliz. De esa manera como nos cuenta Sergio Sinay...

    Porque todavía hay la sonrisa de los niños, las canciones de amor, la amistad, Serrat, algún amigo que te sorprende, un cruce de miradas, un roce...

    " Tal vez pensemos que no es mucho
    creo que no es poco"

    Muchos besos, Adriana, y pasa un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  50. Adriana, como siempre reconfortante leer tus posts, se respira paz por acá!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  51. Pedí a los profesores
    que enseñan el sentido de la vida
    que me dijeran qué es la felicidad.
    Fui a ver a los afamados ejecutivos
    que comandan el trabajo
    de miles de hombres.
    Todos menearon la cabeza y me sonrieron
    como si yo tratase de engatusarlos.
    Y un domingo por la tarde
    fui a pasear por la orilla del río Desplaines.
    Y vi a un grupo de húngaros bajo los árboles,
    con sus mujeres y sus hijos,
    un barril de cerveza
    y un acordeón

    Carl Sandburg

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...