sábado, 13 de septiembre de 2014

Anidar



  La naturaleza está llena de relaciones binarias. La lluvia y el sol. El calor y la helada. La vida y la muerte. Es un territorio poblado de “dípticos”, de relaciones simbólicas y plásticas entre elementos que a veces son complementarios, que a veces son opuestos. Incluso cuando se trata de un solo elemento.
En el monte, un nido puede ser presencia y también puede ser ausencia. Puede ser el templo de paja y ramas en el que nace la vida. O puede ser el esqueleto de una naturaleza en retirada, el melancólico, y a veces macabro, testimonio de una vida que ya no existe. Que se ha ido para siempre.


 En el monte chaqueño, su obra se encausó dentro de la técnica del grabado, aunque su curiosidad también la llevó a experimentar otros senderos, siempre en función de su particular observación de la naturaleza. La docencia y la organización de encuentros regionales y nacionales la mantuvieron activa entre su obra y la gestión. Viajó a distintas ciudades europeas con el fin de ampliar su formación técnica y teórica. Al mismo tiempo que construía una familia.
Allí, entre palmares y esteros, a poquitos kilómetros de río Paraná cerquita del monte, en caminatas en busca de piedras, bichos, nidos en su propio terreno, monte adentro, bordeando y algunas vez también inmersa en el famoso Impenetrable, donde la acción del hombre abría cada día más claros y dejaba un rastro de nidos vacíos, metáforas plásticas y poéticas de ese desgarrador proceso llamado “desmonte”.


Su enorme experiencia en los métodos del grabado la llevaron, con el tiempo,  a dejarlo de lado para focalizarse en un minucioso dibujo. Que surge, como le sucedía con el grabado y al igual que tantísimos artistas a lo largo de la historia del arte, de la observación e interpretación de la naturaleza. Desde lo cotidiano. En sus detallistas dibujos, Beatriz engaña al espectador con trazos muy reales pero en realidad ella está haciendo sus propias versiones de nidos, en diferentes escalas, con caprichosos y muy puntuales acercamientos en donde se detiene en una ramita, una hoja o un hilito perdido en el aire.
Sueltos, como flotando en esos impolutos fondos blancos, elaborados con el metódico artesanato de un pájaro, los nidos de Beatriz esconden infinitas posibilidades de entender y descifrar sus formas. Esas que parecían encerrar el significado de la naturaleza y sus misterios para aquella niña que saltaba de árbol en árbol durante los veranos entrerrianos.
La memoria de los nidos (Mercedes Urquiza)



Existe una región de verde transparencia
donde reposan todas las palabras...
donde se aquietan los sentidos
incubación de llamas embrionarias
a modo de caricias
-instinto de hojas maternales-
protegerán los incipientes nidos
la brisa les cantará nanas del bosque
la savia y el néctar serán pródigo alimento
y cuando estén listas para emprender el vuelo
se unirán a miles de bandadas luminosas
para continuar pro-creando en otros cielos.
*


A. Alba (2011)


48 comentarios:

  1. Hola ADRI ! un texto interesante, genuino , palabras que dicen sobre la misteriosa vida de los nidos y el arte. ¡Buenísimo ! He aprendido algo más.
    Tus versos son una preciosidad...
    "... existe una región de verde transparencia
    donde reposan todas las palabras
    donde se aquietan los sentidos "...
    ¡Bellísimo !
    muchos besos del alma.

    ResponderEliminar
  2. Querida Adriana, esta es una entrada muy hermosa, he escuchado decir en varias ocasiones que cada quien interpreta el arte desde diferentes perspectivas. Algo muy curioso me sucede cuando leo una poesía, una reflexión, o una opinión; mientras leo voy imaginando, aparecen emociones y pensamientos que quizás no se relacionen con el texto, el mensaje, etc. Pero me gusta escribir lo que me produce ese escrito, hoy, esta entrada tuya “Anidar” me hace pensar en los lugares geográficos en los que he anidado, y muy particularmente en cuantas veces he anidado emocionalmente y en sus diferentes capacidades.
    En cada anidada me he recreado, he reído como he llorado, algunas han sido estadías pasajeras, otras más largas, todas me han quitado algo al igual me han dejado un mayor regalo. Me hace feliz pensar en el nido presente, observar cómo surge la vida, en cada vuelo, en cada cielo.

    Muy hermoso tu poema querida Adriana, reciba un abrazo con todo mi cariño. ¡Feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante todo el recorrido exquisito que haces acerca del arte, y la naturaleza de los nidos que capturan la atenciòn del pintor y se trenzan con el mismo; al fin al cabo la cultura llena de tantos componentes que nos desbordan de admiraciòn!

    Muy curioso e interesante cuando citas :
    "En sus detallistas dibujos, Beatriz engaña al espectador con trazos muy reales pero en realidad ella está haciendo sus propias versiones de nidos, en diferentes escalas, con caprichosos y muy puntuales acercamientos en donde se detiene en una ramita, una hoja o un hilito perdido en el aire.";
    Observo entonces con mayor acuciosidad pero quedo lo mismo, admirando los trazos tan finos que evocan la perspectiva del ojo humano pincelando a su gusto y con tal belleza las ramas de los nidos! Muy admirables e interesantes realmente como para inspirarte y deleitarnos ademàs con tus preciosos versos.

    Recibe un cordial abrazo Adriana
    con todo cariño
    y que disfrutes del fin de semana!


    ResponderEliminar
  4. ¡Maravillosa entrada! He disfrutado con ella como tantas otras veces. Leer tus versos me reconforta y me hace sentir un agradable placer con su lectura. Muchas gracias por compartirlos. Que tengas un feliz día.

    ResponderEliminar
  5. Nada te es ajeno, Adriana. Todo en tus manos palpita con la alegría vital, como los nidos entrañables de la artista a la que glosas.
    El nido, metáfora de protección, de infancia, de ingenuidad suprema. También de desvalimiento y dependencia.
    Muchos besos, muchos.

    ResponderEliminar
  6. Hoy los nidos han sido una bella fuente de inspiración
    para nuestro regocijo.
    Me ha encantado.

    Un montón de besos Adriana.

    ResponderEliminar
  7. Adriana, me emocionó tu entrada...Beatriz Moreiro nos muestra los nidos, como principio del amor y acogida a la vida...Esa vida que nace y necesita el alimento y el ánimo para emprender la aventura...Toda la naturaleza es nido sempiterno, donde aflora la paz, la fuerza y la luz...Toda ella nos conduce a esos nidos, donde el Creador pinta el gérmen y la llama, que nos habita y nos guía...En el nido está la inteligencia, la entrega y la generosidad de las aves, que nos dan ejemplo de unidad y amor...Tu poema es intuición e inmensidad, tus letras nos llevan a la región de la inspiración y de la luz, donde nace la palabra para ser caricia y seguir creando la vida con instintos protectores y maternales...Ahí, en esa región habita la esperanza, que renovará el espíritu del hombre para que respete y ame la naturaleza,porque ella es su "su nido humano y divino"que le eleva y lo trasciende hacia su meta y su destino final...
    Mi felicitación y mi abrazo grande por tus hermosos posts y tu cercanía...Feliz domingo Adriana.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  8. Hace tres años ya eras maga.
    Seguro que lo has sido siempre.
    :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Cuánto me dice un nido, un sólo nido en tus manos es contemplar el prodigio de la vida en movimiento, pero detenida en ese instante de ramitas entrecruzadas... Me ha inspirado mucho tu post. ¡Gracias!

    Tu poema es muy hermoso. Me hizo pensar en nidos de almas, o quizá de ángeles creadores de vida.... Su alimento es de néctar y sabia espiritual. Aves o espíritus...me encantó. Lo he sentido mágico y luminoso.

    Un abrazo enorme, preciosa Adriana. Gracias por tanta Luz.

    ResponderEliminar
  10. Un precioso paralelismo entre niñez y senectud entre día y noche , entre presente y recuerdos, vida muerte ¡La eterna dualidad humana , que da sentido al ser y al vivir¡Habría vida a un querer vivir sin muerte? Apreciaríamos esa belleza entre-rios.
    ¡Hermoso!
    Besos
    André

    ResponderEliminar
  11. Un texto inspirador, un poema precioso.
    Gracias por compartirlo Adriana.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  12. ¡Qué bonitoooo, Adri!! El texto y el poema, como siempre, un gran placer leerte, amiga.

    Besos y feliz domingo

    ResponderEliminar
  13. Hola Adriana: Una entrada llena de sentimiento, con el palpitar de tu hermoso poema, Que hermoso tener la capacidad y sensibilidad de rescatar tan magnificamente lo que nos brinda la naturaleza y elevarlo, valorarlo y recrearlo de esta manera. Un abrazo amiga!!!

    ResponderEliminar
  14. Gracias a todos por asomarse a mi ventana y dejar tan lindos comentarios.
    El trabajo de Beatriz es magnífico, lamentablemente la tala indiscriminada, la ambición y el poder de algunas personas/ empresas... están acabando con las especies...fauna y flora se ven amenazadas.
    El Arte dignifica y da testimonio, sin dejar por ello de embellecer todo lo que toca.
    Una muestra para no perdérsela.
    Un fuerte abrazo y buen comienzo de semana.

    ResponderEliminar
  15. Qué interesante y bello ensamble entre arte, naturaleza y poesía. Me encantaría conocer la muestra de Beatriz.
    Buena semana Adri!!
    Beso y abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Anidar es el comienzo para aprender a volar.
    Yo conservo la casita de un hornero, es como que guarda los recuerdos de la niñez.

    Saludos, Adriana.

    ResponderEliminar
  17. La génesis de todo subyace en ese nido (metáfora) de esperanza que alienta y conduce voluntades hacia el arcoíris que se nos ofrece, al que hemos de afianzar para no errar…
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Los cielos se abren para acoger a las azucenas y las gaviotas.


    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La esperanza

      La esperanza es una cosa con alas
      que se posa en el alma
      y canta la melodía - sin palabras,
      y nunca cesa de cantar

      y se le oye más dulcemente en la borrasca;
      y fuerte debe ser la tormenta,
      que pueda desconcertar al pajarito
      que ha abrigado a tantos.

      Lo he oído en la tierra más fría
      y en el más extraño de los mares
      pero nunca, ni en la mayor adversidad,
      me pidió una migaja.

      E. Dickinson

      Eliminar
  20. Todo nido es un renacer permanente y leer este post y su poema me ha dejado ese sentir de esperanza ..
    Muy hermoso e interesante blog
    Cordial saludo

    ResponderEliminar
  21. Alaba

    Alaba al mundo herido
    y la pluma gris perdida por un mirlo,
    y la luz delicada que vaga
    y desaparece
    y regresa.

    A. Zagajewski

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...y en esa luz soy del ave su pluma y emprendo el vuelo junto a ella y no regreso....
      Gracias por bello poema
      Alba un cálido abrazo

      Eliminar
  22. Cierto: "Un nido puede ser presencia y puede ser ausencia" si es presencia es principio de vida y si ausencia un paso a la libertad. Precioso texto.

    Tus versos siempre enviando un mensaje de vida.

    Un fuerte abrazo Adri.

    ResponderEliminar
  23. lleno de sentimiento, me encanto... el nido es como nuestro lugar para pensar a donde vamos... proyectar y por fin aventurarnos, salir de el, y crecer
    un abrazo grande

    ResponderEliminar
  24. Que maravilloso poema Adrianita, todos tenemos un nidito en el corazón, solo se llena con amor, un abrazo amiga!

    ResponderEliminar
  25. Me ha gustado ese paralelismo entre lo que representa la vida y la ausencia, entra la verdad y la mentida.
    Besos

    ResponderEliminar
  26. Nos has dejado una obra de arte . Qué nidos tan artísticos.
    Una obra que promete por su forma y significado.
    Tu poema una alabanza a ese espacio donde están contenidas todas las palabras, toda la fuerza que habita en ellas, todo el sentimiento, un espacio abierto del universo donde poder contemplar.
    un fuerte abrazo Adriana.

    ResponderEliminar
  27. Bellísimo poema. Hay que preservar los nidos primigenios para que la vida fluya y siga surcando los cielos y el tiempo.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maravilloso. Los nidos son vida hay que protegerlos. Un beso.

      Eliminar
  28. Regalo para compartir:


    No puedo estar sola:
    me visitan huestes,
    compañías sin número
    que burlan la llave.
    No tienen traje o nombre,
    fecha ni clima.
    Viven en todas partes
    como los gnomos.
    Un mensaje íntimo
    anuncia su llegada,
    no su partida,
    porque
    no se van nunca.

    E. Dickinson

    ResponderEliminar
  29. Boa tarde. a ausência de um ninho significa solidão, a vida tem significado quando se constrói e se faz prologar o seu próprio ninho.
    AG

    http://momentosagomes-ag.blogspot.pt/

    ResponderEliminar
  30. Que bonito Adriana, una gran composición llena de reflexión, en la que nos ofreces el arte y la naturaleza, rematado con un precioso poema.
    Me encanta lo que dices de los nidos: un nido puede ser presencia y también puede ser ausencia. La verdad es que nunca lo había pensado siendo tan evidente.
    Es un verdadero lujo tu forma de escribir.
    Un beso y muchas gracias.

    ResponderEliminar
  31. Profunda, hermosa y reflexiva entrada, me recuerdas algo que escribí hace algún tiempo, EL NIDO y no pude dejar de sentir al leerte, la emoción de cuando lo escribí.
    Lo busco y te lo dejo por acá.

    Abrazos muchos, Adri y linda semana

    ResponderEliminar
  32. Muy hermoso tu blog, Adriana. Me quedo para seguir leyéndo... Gracias por visitar el mío. Un fuerte abrazo y mi felicitación y cariño para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Julie.
      Seguiremos compartiendo...no hay nada más bello que compartir.
      Gracias otra vez.

      Eliminar
  33. Qué gran imaginación la de esta mujer, qué belleza se encuentra y se desperdicia sin darle importancia. Muy bonita a idea y tierno poema describiendo lo que nos parece tan natural y es tan importante.

    Un beso, cafelito y muchas gracias. Te mando mail.

    ResponderEliminar
  34. Anidemos pues el conocimiento que hoy compartes con nosotros Adriana.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  35. Otro regalo para compartir:

    Esta mañana

    Esta mañana
    se ha caído un nido
    de aquél árbol,
    nadie se ha dado cuenta,
    dos gorriones han perdido la vida,
    otra catástrofe natural,
    y los telediarios no se han hecho
    eco de esta noticia.
    Tú, mientras tanto,
    soñabas, dormías.


    Nacho Montoto

    ResponderEliminar
  36. Preciosa e ilustrativa esta entrada, Adriana. Soy un gran amante de la naturaleza y cualquier tema relacionado con ella me interesa.
    Siempre,incluso siendo niño, respeté los nidos que me encontraba por los campos y sufría mucho cuando otros los destruían. Por eso me ha encantado el reportaje y me ha parecido excelente tu poema.Mi enhorabuena y gracias por compartir sensibilidad y belleza.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  37. hola adri,que belleza de entrada,dedicadaa nuestra naturaleza,a esas cosas simples como son los niditos,aqui ya sabes amiga que siempre se puede disfrutar de los pajaros y sobre todo de trabajos artesanales cuando fabrican sus nidos y esta es la epoca de reproduccion ya que la primavera por suerte ya esta aqui!!!!!!!!

    te dejo un abrazo grande amiga y que pases un hermoso dia primaveral!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  38. El texto de M. Urquiza es precioso. Yo siento esos ritmos binarios, muchas veces opuestos, en los que me debato. Cuando se complementan todo es más fácil.

    Los nidos. Siempre, desde niña, me han parecido mágicos y asombrosos. ¿Cómo es posible construir estructuras tan sólidas y cálidas ramita a ramita? Un misterio de la paciencia.

    Me gustan esas obras de Beatriz Moreiro que recrean los nidos.

    Tu poema es tierno y en sí mismo una belleza.

    Un gran abrazo!!

    ResponderEliminar
  39. Hermosísima entrada.........Un besito Adriana y buen fin de semana...

    ResponderEliminar
  40. A lo largo de tus entradas nos vas regalando nuevos retazos de poemas. Tienen una gran fuerza. Un abrazo¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  41. Una entrada muy interesante. Me has dado mucha información que desconocía. Un saludo :)

    ResponderEliminar
  42. "La memoria del corazón elimina los malos recuerdos y magnifica los buenos, y gracias a ese artificio, logramos
    sobrellevar el pasado."

    Gabriel García Márquez

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...